El Granada pierde matemáticamente todas las opciones que había para entrar en los playoffs de ascenso de categoría, tras caer derrotado en el Molinón por dos goles a uno. Rui Silva fue el mejor de los nazaríes.

El equipo granadinista ha caído este domingo en el Molinón (2-1) perdiendo matemáticamente todas las opciones de los playoffs de ascenso. Aunque virtualmente se habían perdido esas opciones semanas atrás, donde el equipo desconectó por completo y dejó pasar este tramo final de Liga. En Gijón, más de lo mismo. Un equipo rácano que no supo aprovechar los resultados que se estaban dado y que podían haber permitido llegar con opciones a la última jornada. Rui Silva, pese a que pudo hacer algo más en los goles encajados, fue el mejor del equipo.

Miguel Ángel Portugal introdujo varios cambios obligados en el once inicial, debido a las bajas significativas de Javi Varas, Kunde o Salvador Agra. Pero lo que más sorprendió fue la variante táctica en el centro del campo, situando un trivote con los tres únicos mediocentros del equipo: Raúl Baena, Montoro y Alberto Martín. El equipo asturiano dejó jugar al Granada en los primeros compases del encuentro, aunque los rojiblancos – en la tarde noche de hoy vestidos de azul turquesa – no iban a intimidar demasiado la portería de Mariño. El primer gol no tardó mucho en llegar. A los 18 minutos, Michael Santos cazó un balón en profundidad y con un autopase de tacón, muy brilllante, de otra categoría, se deshizo con mucha facilidad de Chico Flores, y su centro raso al segundo palo lo remataría Lora, subiendo el 1-0 al marcador. Rui Silva pudo hacer algo más en el disparo, aunque bien es cierto, que la leyenda sportinguista estaba completamente solo en su disparo. Con este resultado, el Granada estaba perdiendo todas las opciones, remotas, que le quedaban para entrar en los playoffs de ascenso a Primera División, asi que no lo quedó más remedio que lanzarse al ataque. Así fue, aunque tardó varios minutos en reaccionar tras el gol encajado. La mejor ocasión la tuvo Adrián Ramos en sus botas, rematando de volea un centro desde la derecha. Mariño envió a saque de esquina, demostrando tener unos buenos reflejos. El conjunto de Baraja intentaba aprovechar los errores nazaríes para salir rápidamente al contraataque, pudiendo llegar varios goles más, pero ésta vez la defensa granadina estuvo más atenta. Con el 1-0 favorable a los locales se llegó al tiempo de descanso tras unos 45 minutos donde el Sporting puso más intensidad y más ritmo en el encuentro, a costa de un Granada que carece de identidad propia y la profesionalidad brilla por su ausencia.

En la reanudación, el Granada salió con algo más de intensidad que lo visto en el primer acto, lo que derivó en el gol del empate a los 52 minutos. Espinosa asistió desde la esquina izquierda y Germán Sánchez, con la testa, consiguió establecer el 1-1 en el marcador. El Granada siguió presionando, y llegaron más ocasiones. Montoro, desde lejos, probó fortuna, pero su disparo se marchó ligeramente desviado. Poco duró la alegría porque minutos más tarde, los asturianos respondieron de la misma manera que había empatado el Granada, es decir, desde la esquina. Barba remató de cabeza, anticipándose al esférico dentro del área pequeña sin que Rui Silva pudiera hacer nada por evitarlo. De nuevo los locales por delante, a falta de media hora para el final. Portugal movió el banquillo y sustituyó a Alberto Martín por Pedro Sánchez, buscando más profundidad por la banda y cambiando el sistema inicial a un 4-4-2.

▷ Leer  Arezo se marcha cedido al Peñarol

El Sporting se vendría arriba, y tendría infinitas oportunidades pero Rui Silva se tuvo que lucir evitando que el marcador aumentara. Al Granada le duraba muy poco el balón debido a la alta presión que desplegaban los locales en el verde del Molinón que veía como a los visitantes se le escapaban las escasas opciones de seguir con vida para la última jornada. Joselu y Puertas entraron en la recta final en lugar de Espinosa y Machís, pero su aportación fue escasa para lograr, al menos, el empate en el encuentro. Finalmente, victoria para los asturianos por 2-1, al que sólo le falta un punto para certificar la tercera plaza que le da derecho a jugar, como mínimo, la ida de los playoffs de ascenso a Primera División. Todo lo contrario que el Granada, que sigue naufragando en este final de temporada. A partir de ahora, el club debe pensar en planificar la próxima temporada, porque la que está a punto de finalizar se puede tildar como de un fracaso en todos los aspectos.

FICHA TÉCNICA

Sporting: Mariño, Lora, Álex Pérez, Barba, Canella, Bergantiños, Sergio Álvarez, Carmona, Rubén García, Jony y Michael Santos

Granada: Rui Silva, Víctor Díaz, Chico Flores, Germán, Álex Martínez, Raúl Baena, Alberto Martín, Montoro, Espinosa, Machís y Adrián Ramos

Goles: 1-0, Lora (18′). 1-1, Germán (52′). 2-1, Barba (58′).