En este apartado, recordamos la temporada de los mediocentros del Granada, donde brilla un nombre propio sobre el resto: Pierre Kunde

El mediocampo del Granada ha sufrido variaciones a lo largo de la temporada pero lo que está claro es que hay un jugador que ha sido mejor que sus compañeros en esta parcela del terreno de juego: el camerunés Pierre Kunde, que se ha adaptado a este nuevo rol y ha respondido mucho mejor de lo que se esperaba en un principio. Las arrancadas del jugador, además de sus cinco goles, le han dado derecho a compartir el MVP de la temporada junto a Machís. En cambio, ni Montoro, ni Baena ni Alberto Martín, entre lesiones y sanciones, han conseguido ser una pieza fundamental del Granada en el centro del campo, al que le ha faltado un maestro de ceremonias a la hora de repartir el juego.

Raúl Baena

El mediocentro de 29 años llegó procedente del Rayo Vallecano para aportar veteranía y liderazgo a un vestuario que empezaba de cero. Asumió la capitanía del Granada, con lo que eso conllevaba. José Luis Oltra apostó desde el principio por su titularidad pero una lesión inoportuna, justo en el mejor momento del equipo, trastocó los planes tanto del jugador, como del club, que vieron como Baena fue desapareciendo poco a poco de los planes y pasó del protagonismo a ser un mero espectador de los resultados. Volvió, pero no era el mismo. Ni él, ni el equipo. Desde su recuperación Oltra contó poco con él, y lo mismo pasó con Pedro Morilla, con el que jugo tan solo dos encuentros. Parecía intocable, pero se volvió suplente. La llegada de Miguel Ángel Portugal le devolvió la titularidad siete meses después de hacerlo por última vez en Soria, donde Baena sufrió una rotura fibrilar que lo mantuvo alejado durante un mes. En ese período, el Granada ganó un partido de cuatro, tras haber sumado seis victorias en siete encuentros y perdió uno clave, ante el Sevilla Atlético, colista en Los Cármenes por 0-1. En total, Raúl Baena ha disputado 23 encuentros ligueros, quince de ellos como titular. Quien sabe si esa lesión no se llega a producir donde estaría el Granada en estos momentos pero no cabe duda que su aportación estaba siendo necesaria, por lo menos, en el primer tramo del campeonato.

NOTA: 6

Ángel Montoro

La irregularidad de Ángel Montoro ha sido la tónica habitual a lo largo de la temporada. Las lesiones y las sanciones, han impedido que el Granada disfrute del jugador, que se ha perdido hasta 13 partidos por estos motivos. Comenzó la Liga como compañero de fatigas de Raúl Baena, y juntos formaban una buena dupla, que crecía con el paso de las jornadas. La lesión de la que hablábamos antes del jugador madrileño, hizo que Montoro cambiara de pareja de baile y a raíz de eso, perder peso. La creación del juego del Granada pasaba por sus botas y en algunos partidos se verían destellos. Por ejemplo en Soria, ante el Numancia, donde los rojiblancos ganaron por 1-3. El gol de Pedro Sánchez llegó tras una brillante asistencia de pase largo de Montoro. Pero solo fueron destellos. En el verde Montoro se ha ido apagando junto al resto de compañeros. Durante la segunda vuelta le ha faltado engrasar su brújula particular para tener una visión de juego que hubiera permitido al equipo tener transiciones más rápidas. Pese a eso, el futbolista ha marcado dos goles, en dos jornadas consecutivas, ante Lorca y Osasuna, aunque de poco sirvieron. Falta saber si el próximo curso, Montoro será capaz de estar más desatado y liderar desde el centro del campo el juego ofensivo del Granada, o, por el contrario, volverá a verse la versión gris de un mediocentro que atesora una gran calidad.

En total, ha jugado 29 encuentros, 27 de ellos como titular. Ha marcado dos goles y repartido dos asistencias.

NOTA: 6’5

Alberto Martin

En cada equipo hay un comodín, y en el Granada esta campaña ha sido Alberto Martín. El futbolista extremeño llegó a la ciudad granadina este pasado verano procedente del CD Leganés, donde había tenido poca presencia en el equipo. El club granadino vio en él una figura importante para el centro del campo pero sus aportaciones siempre han estado por debajo del nivel esperado. De corte defensivo, pero con buen trato de balón, Martín ha estado en la mayoría de ocasiones a la sombra de los otros tres centrocampistas, aunque ha estado ahí cuando tanto Oltra como Morilla o Portugal lo han necesitado. El jugador ha aprovechado bien cuando Montoro o Baena han estado de baja para ocupar su puesto, por lo que ha intercalado partidos en la suplencia y en la titularidad, pero siempre dejando más sensaciones negativas que positivas. En total ha jugado 31 partidos ligueros.

NOTA: 5

Pierre Kunde

Sin duda alguna la temporada de Pierre Kunde ha sido de notable alto, incluso de sobresaliente. Fue el único fichaje que procedía de una categoría inferior a la división de plata, concretamente del Extremadura, donde realizó una magnífica temporada. Tardó varios partidos en adaptarse pero definitivamente explotó como futbolista y está llamado a tener un potencial mayor aún del que posee, si sigue avanzando de esta manera. Mediapunta, reconvertido a mediocentro por culpa de la lesión de Baena y la irregularidad de Montoro. No alcanzó la titularidad hasta la decimoquinta jornada, y a partir de ese instante, lo ha jugado todo, a excepción del penúltimo encuentro ante el Sporting de Gijón porque se encontraba con su selección. Se ganó a la grada con su electricidad y llegada. Con su potencia y descaro. Kunde lo tiene todo para brillar. Con el Granada ha marcado cinco tantos, y su progresión ha ido en aumento, cada vez con menos miedo para llegar al área rival. Visión de juego pero también habilidad para abarcar mucha zona del terreno de juego. Una pena que haya estado cedido y en la ciudad granadina no se pueda disfrutar más de su calidad. Lugo, Córdoba, Oviedo y Cultural Leonesa han sido sus víctimas esta campaña pero seguro que tendrá más a partir de ahora. 37 encuentros ha disputado Kunde, más uno más de Copa del Rey.

NOTA: 8’5