El ex granadinista debutará oficialmente en la máxima división rusa como futbolista del Rubin Kazán a las 18:00 horas frente al Krasnodar durante la primera jornada del campeonato. El central gaditano ya ha portado el brazalete de capitán en el equipo de Berdiýew y apunta a la titularidad

Arranca oficialmente una nueva experiencia extranjera en el currículum vitae de Chico Flores como futbolista profesional tras haber militado en las dos principales categorías del fútbol español, aprender de una breve etapa en la Serie A con el Génova y dejar su sello en el fútbol de élite inglés donde consiguió la Copa de la Liga con el Swansea, un periplo que le llevó a debutar en la UEFA Europa League. Su impecable trayectoria, hasta la fecha, le empujó a sacar el billete de vuelo hasta Oriente Medio para firmar un notable contrato económico tras enrolarse a las filas del Lekhwiya de Catar, donde se convirtió en el jefe de la zaga catarí para alzar el título liguero durante dos ocasiones. La temporada pasada volvió a su tierra, Andalucía, para ser uno de los líderes del Granada Club y devolver al club nazarí a la máxima categoría nacional, un intento que acabó convirtiéndose en un objetivo imposible durante la recta final de la Liga 1|2|3. El gaditano posee el cartel de central consolidado, un punto relevante que le ha vuelto a abrir las puertas de una liga competitiva. El Rubin Kazán, uno de los clubes más mediáticos del balompié ruso durante los últimos tiempos, que milita en la Premier Rusa, el sexto torneo doméstico con mayor coeficiente UEFA del fútbol europeo será el nuevo testigo de las actuaciones del gaditano.

El Rubin Kazán quiere volver a ser un fijo en las competiciones europeas, un estatus que ha ido perdiendo tras las últimas temporadas. Berdiýeb, el técnico kazanista, pretende devolver al club de Kazán a la lucha de las posiciones más altas de la clasificación, monopolizadas por las tres grandes escuadras de Moscú – Spartak, CSKA y Lokomotiv -, el Zenit y el Krasnodar, el primer rival de la competición.

Chico Flores debutará en el fútbol ruso a las 18 horas en su nueva casa, el espectacular Kazán Arena, una de las joyas del Mundial de Rusia 2018 donde se celebraron partidos de la Copa del Mundo de cuartos de final como el Brasil – Bélgica. El experimentado zaguero andaluz aún tiene el sueño de volver a codearse con los mejores planteles del continente europeo, una oportunidad que pasa por el gigante ruso.