El plantel de Diego Martínez empató a cero frente al Getafe, conjunto que milita en Primera División. Los rojiblancos han finalizado los cuatro partidos disputados, hasta la fecha, sin recibir goles. El Granada se está caracterizando por la solidez defensiva y el trabajo colectivo

El Granada ha dado la bienvenida a agosto igual que despidió julio, sin encajar goles hasta el momento. La imbatibilidad del conjunto nazarí comienza a evitar las especulaciones sobre una hipotética casualidad, los positivos resultados han fijado las miradas sobre el intenso trabajo desarrollado en la Ciudad Deportiva del Granada y las instalaciones de Campoamor bajo la tutela de Diego Martínez y su cuerpo técnico.

La entidad de los rivales durante los enfrentamientos anteriores podría seguir generando dudas entre los más reacios a confiar en la renovada plantilla aunque el choque frente al Getafe de Bordalás ha vuelto a transmitir las mismas sensaciones positivas de los días previos al duelo en Orihuela. El club madrileño ha sido la primera piedra de toque de mayor categoría pero la plantilla granadinista ha superado con nota el test establecido. Los rojiblancos siguen adoptando la idea fijada desde la puesta en escena del nuevo staff técnico, encabezado por el gallego Martínez, que comienza a imprimir señales de competividad y solidez colectiva sobre el equipo granadinista sin olvidarse del protagonismo con balón. El Granada venció a Real Jaén, Marbella y Extremadura, componentes de Tercera, 2ªB y Segunda División, respectivamente. Esta vez, el adversario era el club azulón, que coqueteó recientemente con los puestos de Europa, y ha sido notablemente reforzado en el mercado de fichajes actual con jugadores de la talla de Jaime Mata, Sergi Guardiola, Maksimovic y Alejo, como nombres más destacados. Las garantías ofensivas del ´Geta´ que mantiene, momentáneamente, a Jorge Molina y Ángel Rodríguez se han visto reforzadas con la pólvora plateada de Mata y Guardiola, que sumaron 57 dianas durante la reciente campaña. La tarea era complicada para los jugadores del Granada aunque finalmente el encuentro acabó en tablas, a diferencia de los partidos previos donde los andaluces sumaron tres triunfos. Lo mejor es que basándose en un bloque sin fisuras, el Granada compitió de tú a tú frente a un proyecto que busca asentarse de nuevo en la élite, los granadinistas pudieron ganar el amistoso, sobre todo en la primera parte, aunque la puntería siguió siendo el pequeño lunar de este renovado Granada como siempre ha admitido Diego Martínez.

El balance tras cuatro partidos de preparación es el siguiente: tres victorias, un empate, cinco goles a favor y ninguno en contra. Los granadinos seguirán Campoamor durante los próximos días, donde se enfrentarán a Elche (5 de agosto) y Cartagena (6 de agosto) aunque el choque frente a los murcianos se celebrará en el Estadio Cartagonova. La ruta a seguir hasta el 18 de agosto frente a los ilicitanos es bastante clarividente bajo las premisas de un equipo acoplado a la sufrida y currante Segunda División. El Granada seguirá trabajando a través de las consignas de equipo humilde que respeta su competición, sin alejarse de la brillantez futbolística que gozan los jugadores de la escuadra nazarí. El Granada de Diego Martínez parece tener las cosas demasiado claras si vemos la fase del calendario en la que nos encontramos.

Foto: Granada Club de Fútbol