El club rojiblanco rescinde el contrato del lateral ecuatoriano, que pertenecía al fondo de inversión de Pozzo. Los rojiblancos se ahorran un cantidad pequeña pero esencial para salvar las obligaciones económicas del proyecto deportivo durante la presente temporada

El Granada ha rescindido el contrato de Gabriel Corozo, uno de los jugadores que significaban un problema económico para el club andaluz debido a su alto salario dentro del filial granadinista. El ecuatoriano retornó, lesionado del ligamento cruzado, al Recreativo Granada tras su cesión en Elche y ha significado uno de los temas más conflictivos a zanjar por la directiva nazarí. La desvinculación no ha sido de acuerdo mutuo y el Granada ha tenido que optar por utilizar la opción del despido, como informó Ideal de Granada y ha podido corroborar GranadaCFWeb, el futbolista sudamericano tendrá que ser indemnizado. Finalmente, los rojiblancos podrán ahorrarse una ligera parte del montante total que le aliviarán en cierto modo a cumplir las obligaciones del límite salarial.

▷ Leer  Once partidos después, el Granada gana fuera de casa

Foto: Elche CF