El Granada se presentó este sábado ante su afición y aunque el partido no tuvo un gran aliciente, sí que se vieron detalles sobre lo que será el nuevo proyecto de Diego Martínez. Los malaguistas se llevaron el trofeo en la tanda de penaltis

El Málaga se llevó el Trofeo Ciudad de Granada tras ganar en la tanda de penaltis al equipo rojiblanco. No pasará a mayores el amistoso, donde faltó la intensidad y el juego de un partido oficial, pero se comprobó lo que será el Granada de Diego Martínez. Un equipo peleón y aguerrido en el centro del campo, que ejercita bien la presión y que sus principales armas llegarán por las bandas. Faltó el gol, como en varios amistosos esta pretemporada, algo que deberá corregir el técnico de cara al próximo partido, ya oficial, ante el Elche, por lo que el problema es evidente. Más aún con la marcha de Joselu.

El equipo de Diego Martínez saltó al terreno de juego con el teórico once titular que podría verse el próximo sábado en el Martínez Valero ante el Elche, en la primera jornada de la competición. Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Pablo Vázquez, Álex Martínez; Nico Aguirre, Montoro, Vadilllo, Fede Vico, Puertas; y Adrián Ramos. El Málaga, por su parte, llegó a la ciudad granadina con la mitad de su plantilla, puesto que unas horas antes, jugaron el penúltimo amistoso de su pretemporada, ante el Córdoba, donde utilizaron a muchos jugadores de la primera plantilla, como sus recientes fichajes Gustavo Blanco, Haksabanovic y N’Diaye, pero también otros como Andrés Prieto, Juankar, Iturra y Mula, siendo éste último el autor del único gol del encuentro. Dicho lo cual, Muñiz presentó el siguiente once titular: Munir, Cifu, Luis Hernández, Pau Torres, Ricca, Renato Santos, Boulahroud, Adrián, Ontiveros, Harper y Héctor. Minutos antes de que comenzara el encuentro, la plantilla al completo, junto al cuerpo técnico, fue presentada en el césped, con la principal novedad de que no saltó al verde Joselu, por lo que su marcha del club era inmediata.

En cuanto al desarrollo del partido, poca intensidad durante los primeros compases, aunque eran los rojiblancos, los que, ligeramente, llevaban la manija del mismo. Sin embargo, la mejor ocasión fue para el Málaga. Harper concretamente. El futbolista del filial, está maravillando en pretemporada (ha anotado dos goles) y de sus botas salió un fuerte disparo que Rui Silva despejó con una magnífica estirada a saque de esquina. El portero tuvo una actuación notable, y la hinchada nazarí así lo premio con aplausos. El Granada fue mejorando con el paso de los minutos, y fruto de ello llegaron ocasiones peligrosas, pero que no acabaron en gol. Alex Martínez, con un potente disparo desde fuera del área, tuvo la mejor oportunidad pero el balón salió rozando el poste izquierdo de Munir. Con el empate a cero goles se llegó al tiempo de descanso.

▷ Leer  La suerte no acompañó, (2-2)

La segunda mitad arrancó con algo más de intensidad por parte del Granada que buscaba con celeridad el primer gol. A partir de la hora de partido, comenzó el carrusel de cambios. En el Granada, Diego Martínez no movió el dibujo pero sí que situó a Victor Díaz como central, como en varias ocasiones esta pretemporada. Entraron Quini, Adri Castellano, José Antonio González y Rodri. Se marcharon Alex Martínez, Pablo Vázquez, Nico Aguirre y Adrián Ramos. Instantes después de los cambios, Antonio Puertas casi logra materializar el primer tanto. Quini puso un centro desde línea de fondo, y el almeriense, revolviéndose, disparó a puerta pero Munir evitó que el tanto subiera al marcador. En la recta final, Germán, con la testa, rematando un saque de esquina, tuvo la mejor ocasión del Granada, pero su remate se marchó por la derecha de Munir. Finalmente, empate a cero tantos, por lo que el partido tuvo que decidirse en la tanda de penaltis. En el Málaga anotaron Adrián González, Ivan Jaime, Pau Torres y Fede Ricca. Juan Cruz lo tiró al centro y paró Rui Silva. En el Granada anotaron José Antonio González, Germán, Fede Vico y fallaron, Rodri, que mandó el disparo a las nubes y Juancho.  De esta manera, el equipo de Muñiz se llevó este Trofeo desde la pena máxima.

En cuanto a los fichajes, Nico Aguirre, durante el tiempo que estuvo, fue el jugador que más se dejó ver, desmotrando su capacidad de liderazgo en el centro del campo. Tanto Fede Vico como Vadillo y Rodri, estuvieron más desaparecidos. Diferente fue el caso de Pablo Vázquez, que se le vio muy concentrado y que hizo una buena pareja con Germán en el centro de la defensa. El próximo sábado, comenzará la temporada ante el Elche y será la primera toma de contacto con la realidad en la división de plata y se comprobará el nivel tanto de la plantilla como de los nuevos fichajes.