Alex Pozo debutó este domingo y jugó algo más de 40 minutos ante Osasuna, demostrando que está capacitado para liderar el ataque del Granada si Diego lo estima oportuno

19 años, recién estrenado y dejando buenas sensaciones en su debut liguero con la elástica rojiblanca. Alex Pozo fue la comidilla entre los aficionados a Los Cármenes el domingo ante Osasuna, que comprobaron como el nivel del joven sevillano puede marcar las diferencias por cualquiera de las dos bandas. Su conexión con Vadillo fue muy buena, además de una rapidez que el más respetable ha echado de menos los últimos años. Probablemente desde Dani Benitez no se ha visto a un jugador tan eléctrico. Habilodoso con el balón, Pozo ha querido proseguir su corta carrera cerca de casa para poder volver al Sevilla y tener una oportunidad con el primer equipo. Pero para ganarse la titularidad como nazarí deberá derribar una Puerta, la de Antonio, que también se encuentra en un buen estado de forma, nada parecido al futbolista apático de la pasada temporada.

La notable mejora de Antonio Puertas bien hay que reconocérsela al técnico del Granada, que está sabiendo gestionar la mentalidad del almeriense, desmoronada el último año, sin casi oportunidades. Meses atrás era imposible que Puertas pudiera disputarle la titularidad a jugadores como Kunde, Machís, Espinosa o Agra, pero ahora sí sería capaz de hacerlo. Tampoco tendrá fácil la competencia esta temporada. Le ha salido un hueso duro de roer, que quiere derribar la Puerta de la titularidad. Las características de Pozo pueden permitir al Granada llegar con mucho peligro por cualquier banda. Desborde, electricidad, pillería, contragolpe… las virtudes de Pozo. Dos andaluces, pero con un estilo totalmente opuesto. La verticalidad de Pozo, frente a la corpulencia de Antonio. Diego tendrá que decidir entre los dos, aunque podría utilizar a ambos y dejar a Fede Vico en el banco. Se comprobará con el paso de las jornadas y estados de forma, pero en esta situación, el Granada es el que sale más beneficiado.

Cuatro jugadores, tres puestos

La plantilla es corta, pero en algunas zonas, como el centro del campo y la línea de tres cuartos, el Granada tiene jugadores como para repartirse los minutos. Entre Pozo, Vadillo, Fede Vico y Puertas, se jugarán tres posiciones. Los tres últimos han sido los titulares en estos tres encuentros pero es probable que Pozo se una a los dos fichajes de este verano para empezar desde el pitido inicial. Si es así, el Granada ganará mucha velocidad, con Vadillo y Alex Pozo por cada banda, quedando la posición de mediapunta para Fede Vico. Por otro lado, si es Puertas el que inicia, podría ser en detrimento o de Fede Vico, o del mismo Pozo, intercambiándose las posiciones en algún momento del choque. Es posible también que Rodri – cuando se recupere de la lesión – y Juancho, actuén como segundo punta, por detrás de Adrián Ramos, y alguno de los cuatro mencionados anteriormente quede relegado al banquillo. Diego Martínez tiene muchas variantes en este sentido, por lo que no debería ser un problema a la hora de planificar un plan de ataque.

Foto: Granada CF | Pepe Villoslada