Los rojiblancos acaban la jornada 4 en la sexta posición. El equipo de Diego Martínez está inmerso en un quíntuple empate a ocho puntos. El 1 de abril de 2018 fue la última vez que los rojiblancos se encontraban en zonas de promoción. Los rojiblancos abren una brecha de 6 puntos con el descenso y se sitúan a uno del Real Mallorca, que ocupa puestos de ascenso directo

Cinco meses y ocho días han pasado desde la fatídica derrota en Lorca por 3 a 2 de la jornada 33 del calendario liguero; la última vez que el Granada ocupó plazas de promoción hasta la jornada de ayer cuando los nazaríes vencieron en Almendralejo (1-3) y se auparon hasta la sexta posición de la clasificación liguera tras cuatro fechas desarrolladas. A falta del Rayo Majadahonda – Lugo que no influiría a los rojiblancos debido a que madrileños y gallegos tienen tres anotaciones en su casillero.

El triunfo frente al Extremadura con dos goles de Antonio Puertas y uno de Alejandro Pozo ha llevado al Granada a la parte alta de la clasificación en un arranque de temporada más caro que la pasada de campaña. Tras cuatro fechas disputadas, las zonas privilegiadas de la Liga 1|2|3 están más difíciles que el curso anterior donde el playoff se situaba en 7 puntos, el ascenso directo limitaba con 8 unidades y el liderato lo mantenía el Cádiz con diez puntos. Actualmente, el Granada suma siete y es el conjunto frontera de la liguilla, el Mallorca se sitúa con nueve en la segunda posición, que otorga el ascenso por la vía rápida, y el Málaga es líder destacado con pleno de victorias.

El Granada de Oltra superó los ocho puntos en la séptima jornada tras remontar un tanto del Alcorcón en Santo Domingo y conocer el primer triunfo como visitante durante la campaña 17/18. La victoria cosechada en la localidad madrileña fue la primera de los tres choques ganados fuera del Nuevo Los Cármenes. Los nazaríes alcanzaron el playoff en el octavo encuentro de la temporada tras vencer por 2 a 0 al Lugo.

Foto: La Liga