Los granadinistas vistieron la camiseta del Mallorca en un encuentro preparatorio en Son Moix durante el verano de 2016. La confusión de las equipaciones provocó esta insólita situación con el próximo rival liguero del Granada 

El 13 de agosto de 2016 dejó una imagen extraña, que resulta curiosa dos años después cuando Granada y Mallorca vuelven a verse las caras sobre el césped aunque esta vez el choque del domingo tendrá carácter oficial. Aquel día de pretemporada, antes de la desastrosa campaña del descenso granadinista, el Granada tuvo que vestir la camiseta blanca con el escudo mallorquín en el pecho de los futbolistas andaluces por un problema de confusión con las equipaciones granadinistas. La intrahistoria del Granada Club de Futbol “defendiendo” el escudo bermellón fue producto de la celebración del veraniego Trofeo Ciudad de Palma que arrancó con retraso por la semejanza entre los uniformes oficiales de ambos cuadros. Los colegiados no aceptaron el uso del la tercera elástica, el flúor naranja que vistió el Granada durante la primera etapa de Jiang al frente del proyecto, y la solución final fue portar la tercera vestimenta del equipo isleño. Los locales vistieron de rojinegro y los granadinos jugaron bajo el blanco mallorquinista con el emblema del club de Palma sobre un cuadro rojo de la camiseta prestada. El encuentro finalizó con victoria de los nazaríes por 2 a 3, que les sirvió para alzar el título de campeón de la edición LXI del Trofeo Ciutat de Palma.

Los rojiblancos dirigidos por Paco Jémez durante aquel verano jugaron con los siguientes futbolistas: Ochoa, Tito, Foulquier, Lombán, Fran Rico, Rene Khrin, Uche, Márquez, Boga, Machís, Ponce, Barral, Juan Carlos, Toral, Sergi Guardiola, Luis Martin y Brian Olivan. En el cuadro mallorquín estaban presentes Lago Junior y Raillo, que son piezas clave del actual Mallorca de Vicente Moreno que visitará el Nuevo Los Cármenes. El costamarfileño es la gran amenaza del plantel insular.