El Granada supera sus registros de los últimos ocho años, al marcar por octava jornada consecutiva, algo que no hacía desde la temporada 2010-11, la del ascenso a Primera División

Uno de los puntos fuertes de este Granada, por lo menos en este inicio, es el de los goles a favor. Cuenta en su casillero con 17 dianas, ocupando la primera posición en esta clasificación, por delante del Deportivo de la Coruña, que le sigue de cerca con 15, y el Albacete, con 14. El gol de Álex Pozo el pasado domingo ante el Mallorca sirvió también para superar la barrera de las siete jornadas consecutivas marcando en una misma liga, algo que no ocurría desde hacía ocho años, concretamente en la campaña 2010-11, cuando los rojiblancos consiguieron hacer gol durante 14 jornadas seguidas.

Desde entonces, el Granada el máximo de jornadas que había logrado marcar de forma seguida habían sido siete, como ocurrió la pasada temporada con José Luis Oltra, desde la jornada dos a la ocho, o las siete jornadas también en Primera División en la temporada 2015-16. Los de Diego Martínez tienen en su mano, mantener este elevado ritmo goleador, y superar nuevos registros. En el siglo XXI, la temporada con más jornadas seguidas marcando al menos un gol, fue la campaña 2009-10, la del ascenso a Segunda División, marcando durante 14 jornadas. Le siguen, la ya comentada 2010-11 (14 jornadas), la 2008-09 con 12, la 2005-06, con 11 (ascenso a Segunda B), y la 2004-05, con 10. En caso de anotar en Santo Domingo el próximo sábado, igualaría con el Granada de la 2002-03, que marcó gol durante nueve jornadas seguidas.

Los Cármenes, el comienzo de un fortín

Este ritmo goleador crece cuando se juega en Los Cármenes. Desde su descenso a la categoría de plata, sólo en tres de 26 partidos el Granada ha dejado de marcar en su estadio, logrando la friolera de 47 goles. En seis de ellos, los nazaríes anotaron tres goles o más.

Foto: Granada CF | Pepe Villoslada