Los madrileños sufrieron un imprevisto en la planificación deportiva de la tercera semana de octubre tras el aplazamiento del encuentro en Tarragona, que debería haber concluido el domingo 14 aunque finalizó el lunes. Los alfareros reciben al Granada el próximo sábado a las 18 horas tras ser eliminados de la Copa del Rey por el Lugo durante la noche del miércoles. El Alcorcón disputará su tercer encuentro oficial, en seis días, sin jornadas de descanso

Los alfareros están afrontando un ‘Tourmalet’ de partidos oficiales entre el 14 y 20 de octubre; las fechas que separan los encuentros ligueros entre el desplazamiento a Tarragona para enfrentarse al Nástic y la visita del Granada a Santo Domingo. Una semana que se presentaba dura por intercalar la tercera fase previa de Copa del Rey donde el conjunto de Alcorcón estaba obligado a viajar al Anxo Carro de Lugo tras quedar emparejado frente al club gallego. Los alfareros han quedado eliminados tras un tanto de Escriche en el último minuto del tiempo reglamentario.

Las inclemencias meteorológicas azotaron a la capital tarraconense el pasado domingo y el choque quedó suspendido por el temporal cuando los amarillos vencían por 0 a 3 en el minuto 37. El diluvio sobre la Costa Dorada obligó a retrasar el duelo hasta la tarde del lunes para celebrar los 53 minutos restantes que certificasen la victoria madrileña en el feudo catalán. Un incidente desafortunado que ha aumentado, notablemente, las exigencias físicas del plantel de Cristóbal Parralo, posicionado en la cuarta posición de la Liga 1|2|3 a dos puntos del Granada que está inmerso en los puestos de ascenso directo confirmando el arranque sensacional del proyecto alcorconero que lidera Roland Duchatelet, un empresario belga que se ha consolidado como el máximo accionista del club de la Comunidad de Madrid.

El calendario de la Agrupación Deportiva se ha exprimido al máximo para poder preparar la cita del sábado a las 18 horas frente al Granada, que llega enrachado a Santo Domingo en un duelo primordial en la lucha los puestos privilegiados. Los alfareros han realizado 2.530 kilómetros en las últimas horas a través de viajes en autobús, AVE desde Tarragona y un trayecto de ida y vuelta entre Barajas y La Coruña antes de llegar a Lugo como ha apuntado el diario MARCA. En las instalaciones de Abegondo, el cuadro de Parralo ha aprovechado la jornada matinal del jueves para ejercitarse con vistas a la visita de los nazaríes antes de aterrizar en Madrid tras una semana accidentada que ha provocado la lesión del mediocentro Jon Errasti. Futbolistas afianzados en el esquema del entrenador alfarero como Nono, el exgranadinista Eddy Silvestre o Bellvis han sido titulares en Tarragona y Lugo mientras que Dorca y Casadesús saltaron al césped en la segunda mitad del torneo del KO. El ‘estrés viajero’ al que se ha sometido la Agrupación Deportiva se suma a la ausencia de jornadas de descanso para los jugadores de la plantilla alcorconera durante la semana de entrenamientos y resulta interesante ver cómo responde el cuadro amarillo, la revelación del arranque liguero, frente a la excesiva carga de trabajo de los enfrentamientos anteriores y la dificultad competitiva que proyecta el equipo de Diego Martínez.

En cambio, el Granada piensa exclusivamente en conseguir los tres puntos en la localidad madrileña desde el pasado domingo cuando los granadinistas sumaron tres puntos en la clasificación tras vencer al Mallorca por 1 a 0. Los nazaríes han disfrutado de un día de descanso, el martes. Ángel Montoro no se ha ejercitado en el entrenamiento del miércoles debido a una contractura isquiotibial, que arrastra desde la semana anterior cuando tuvo ligeras molestias, junto a José Antonio González. Dos bajas significativas en la Ciudad Deportiva que se suman a Fran Rico y Adri Castellano, el lateral zurdo estará ocho semanas de baja por un problema de rodilla.

Foto: La Liga