El delantero colombiano, Adrián Ramos, jugará en la tarde noche de este domingo su partido número cincuenta con la elástica rojiblanca, repartidos entre tres temporadas

Si la pasada semana era Álex Martínez el que cumplía 50 partidos con el Granada, ahora le toca el turno a un compañero que juega en una posición más adelantada. Se trata de Adrián Ramos, que cumple su tercera campaña como ariete del conjunto granadino y que jugará frente al Mallorca su partido número 50, jugando en las dos categorías del fútbol profesional español.

Llegó cedido procedente del Borussia Dortmund, previo paso por el Chongqing Lifan chino que se encargó de pagar parte de su elevada ficha. Como no podía ser de otra manera, las expectativas que generó eran muy grandes, y desde el primer momento demostró su gran calidad en la segunda vuelta de la temporada 2016-17. Marcó cuatro goles en catorce partidos, pero fueron insuficientes para que el Granada consiguiera la permanencia en Primera División. La campaña siguiente, mantuvo dudas hasta última hora sobre su continuidad en el equipo nazarí pero decidió quedarse. Entre lesiones y bajo rendimiento, disputó 27 partidos, marcando cuatro tantos y su relación con la afición no fue fácil. En la presente, parece mucho más motivado que en las dos anteriores, y aunque sólo ha marcado un tanto, es alguien indispensable para Diego Martínez que ha recuperado la versión más luchadora del cafetero.

Foto: Granada CF

▷ Leer  Leganés 1 - 0 Granada: La inferioridad numérica puede con un Granada que dio motivos para merecer más