El valenciano acumula cuatro cartulinas amarillas tras la recibida frente al Almería en el último minuto de juego y se encuentra a una amonestación de cumplir ciclo de tarjetas

El centrocampista nazarí es clave en el engranaje casi perfecto que ha confeccionado Diego Martínez durante el primer cuarto de competición tras once jornadas disputadas. Un futbolista indiscutible e irreemplazable en el esquema del gallego debido a que no cuenta con un relevo natural en la plantilla granadinista. El jugador rojiblanco se encuentra en el límite de la acumulación de cartulinas amarillas tras ser amonestado por Dámaso Arcediano en el último minuto de juego del triunfo en casa frente al conjunto almeriense. Una situación que no es la deseada por el estado de forma de Ángel Montoro aunque podría significar un descanso para un efectivo que ha arrastrado ligeras molestias en las últimas semanas.

▷ Leer  El Granada aguanta el chaparrón y deja la clasificación a un punto ante el Omonia (2-1)

Montoro ha sido sancionado con amarilla en cuatro ocasiones; una en el Nuevo Los Cármenes en el reciente derbi frente al Almería y en las tres visitas a Extremadura, Reus y Alcorcón. Las cuatro tarjetas mostradas al valenciano coinciden en el tramo final de los cuatro partidos donde la sanción figuró en el acta final. Ha recibido tres cartulinas en los últimos cinco minutos cuando el duelo agonizaba.