Los rojiblancos tendrán que soportar una dura escalada en este próximo mes al enfrentarse a cinco equipos con un peso importante en la categoría y que lucharán por el ascenso a Primera División

Tras dos meses y medio de competición, el Granada se encuentra en segundo lugar en la tabla con 23 puntos, demostrando tener un nivel por encima del esperado. De momento, todo va sobre ruedas, pero podría empezar a torcerse cuando finalice el próximo mes que está a punto de comenzar. O no, quien sabe. Lo que está claro es que el conjunto granadino se enfrentará a cinco equipos en las próximas semanas dignos de jugar en la máxima categoría del fútbol español. Su peso histórico en España es importante, además de que les une algo en común: el objetivo del ascenso a Primera División.

Ellos son, en orden cronológico: Zaragoza, Numancia, Las Palmas, Sporting y Málaga. La primera visita será a territorio maño, donde un viejo conocido como Lucas Alcaraz recibirá en casa a los nazaríes con la intención de conseguir una victoria y cortar por lo sano con siete jornadas sin ganar en Segunda División, que han llevado al Zaragoza a estar un puesto por encima de la zona de descenso. Por lo tanto, las urgencias en la ciudad aragonesa son notables, más aún cuando la pasada temporada disputaron el playoff y se quedaron con la miel en los labios. Será un encuentro con dos sensaciones totalmente opuestas. La jornada siguiente el Granada recibirá en Los Cármenes a un rival que la pasada temporada también disputó el playoff de ascenso y que estuvo cerca de conseguirlo. Esta temporada ha empezado algo peor y lejos de Los Pajaritos todavía no ha conseguido la victoria.

Posteriormente, llegará el porcentaje más duro para el Granada en esta ascensión, como si del Alpe d’Huez se tratara. Los nazaríes viajarán a Las Palmas para enfrentarse al conjunto amarillo que aunque ha atravesado una pequeña crisis de resultados se sitúa en quinta plaza con 19 puntos, y que en su feudo sólo ha dejado escapar cuatro puntos de 18 posibles. La jornada quince del campeonato, enfrentará al Granada en su estadio ante el Sporting de Gijón, otro rival histórico, con la intención de volver a Primera División pero con malas sensaciones. Rubén Baraja está al borde de la destitución. Los asturianos se encuentran en décimo lugar con 14 puntos y sólo han ganado un partido de los últimos siete. Es una incógnita saber cómo llegará el conjunto sportinguista a esa cita pero no hay que darlo por muerto porque tiene jugadores de mucha calidad en sus filas.

▷ Leer  Ignasi Miquel y Miguel Rubio: «Queríamos venir a este club»

Por último, para coronar esta gran cima, el Granada viajará a Málaga, para enfretarse a sus vecinos, que están haciendo un inicio inmaculado de Liga, pese a perder dos partidos, los mismos que los rojiblancos. Junto a ellos, ocupan actualmente las dos primeras plazas de la clasificación y son el mejor local de la categoría, ganando hasta la fecha todos los partidos en La Rosaleda. Este derbi andaluz será el dos de diciembre, y se comprobará qué nivel habrá mostrado el Granada en esta ascensión tan dura con porcentajes altos. Jugar a la quiniela a día de hoy de poco sirve, pero en caso de conseguir nueve puntos o más, habrá encarrilado en buena medida la permanencia y seguirá en las posiciones más altas de la tabla. Por otro lado, no sumar una victoria entra dentro de lo probable por las dificultades de los próximos rivales. Pero eso se discutirá en treinta días.