El Granada ha empatado a cero frente al Club Deportivo Numancia en una jornada donde los granadinistas llegaban con el cartel de líder de la Liga 1|2|3. El Nuevo Los Cármenes presentó su mejor puesta en escena hasta la fecha. Los visitantes jugaron con uno menos durante veinte minutos tras la doble amarilla que recibió Yeboah pero el equipo nazarí estuvo “impreciso” como ha reconocido Diego Martínez. Germán Sánchez fue el mejor. El colegiado anuló tres tantos en fuera de juego a los rojiblancos

Volvió el líder a casa un año después, retornó el Granada Club de Fútbol a competir junto al calor de su afición desde lo más alto de la tabla clasificatoria en la franja del mediodía. Un episodio que recordaba  a la accidentada mañana del 12 de noviembre de 2017 cuando el Granada, líder, perdía el liderato contra el colista de Álex Pozo y Fede San Emeterio. Esta vez el rival era un duro hueso de roer, un bloque que estuvo a un paso de ascender a Primera División con Jagoba Arrasate aunque, hasta la fecha, no había saboreado la victoria lejos de Los Pajaritos durante el curso actual pero al Granada le faltó frescura en todos los aspectos.

La principal duda desde que sonaba el despertador en las casas de los granadinistas sería el sustituto de Ángel Montoro sobre el césped nazarí, una cuestión de club debido a la trascendencia del valenciano en este equipo que ha confeccionado Diego Martínez. Faltaba el motor del líder, un futbolista irreemplazable que no cuenta con un sustituto natural en la plantilla, quizá José Antonio González aunque ausente de experiencia en la categoría de plata como demostró en la oportunidad que le brindó Diego Martínez en los minutos finales. Nico Aguirre sería la solución, el gallego le otorgaba al argentino su verdadera alternativa en suelo granadino. Era el fin de semana perfecto para el ‘cancherismo’ con una Superfinal de la Copa Libertadores como colofón final. El sudamericano fue un ´box to box´ en toda regla y estuvo a la altura del toque albiceleste que vivía el fútbol mundial durante estos días. El futbolista más destacado junto a Germán.

Los rojiblancos repitieron el patrón de anteriores encuentros en el Nuevo Los Cármenes con el plus de una grada volcada con la situación del plantel rojiblanco donde el entusiasmo de los jóvenes aficionados se hizo notar tras la brillante oferta para los niños gestionada desde el club. Un primer cuarto del Granada donde parecía que los rojiblancos estaban madurando la jugada del primer gol, que llegó desde la cabeza de Germán pero fue anulado por fuera de juego. El bloque de López Garay, siempre incómodo, intentó no fallar a su propia personalidad de fútbol de posesión aunque el empuje local hizo mella en las pretensiones sorianas. A través de la posesión, el conjunto soriano aplicó parsimonia con al choque para reducir los momentos de eclosión futbolística de los locales. Germán que fue el mejor del Granada, junto a Nico, tuvo la mejor ocasión de los primeros cuarenta y cinco minutos tras un difícil remate de cabeza que se paseó por la escuadra derecha de Juan Carlos. El central gaditano fue el mejor atacando y en defensa, donde desconectó a Guillermo, uno de los tanques de la categoría. El duelo gozó de un ritmo lento con algún chispazo del Granada desde línea de fondo sin encontrar rematador aunque antes del pitido final de la primera mitad, Rodri Ríos empujó el balón hacía el fondo de las mallas pero el delantero granadinista se encontraba en posición ilegal.

El bloque de Diego Martínez buscó una marcha más con la entrada de Adrián Ramos en el terreno de juego en dentrimento de Rodri Ríos, que volvió a ser una isla durante el primer compás de juego. Los nazaríes siguieron imprecisos en el último pase y hubo. En el minuto 70 cambió la dinámica del encuentro tras una acción imprudente de Yeboah, que le costó la segunda amarilla y dejó al plantel de López Garay con diez jugadores. Una decisión que levantó a la afición antes del tercer gol anulado al Granada, el segundo de Germán, aunque todas las sentencias arbitrales fueron correctas. La expulsión de Yeboah no significó una revolución en el juego granadinista que no estuvo fresco de ideas y piernas durante el tramo final y apenas hizo temblar a la muralla numantina. El Numancia tenía muy claro lo que buscaba: el empate en casa del líder y consiguió la hazaña. Con el pitido final llegó la tangana tras un lance lamentable de Juan Carlos que cruzó la mitad del terreno de juego para empujar a Fede San Emeterio. Hasta la Policía Nacional tuvo que intervenir para frenar al portero visitante. López Garay y Diego Martínez estuvieron presentes en el barullo final.

El Granada mantiene el liderato de forma momentánea hasta el choque del Málaga en El Molinón aunque se reduce la diferencia con sus rivales; el Alcorcón posee la misma puntuación (27) que el Granada y el Deportivo se acerca a los puestos de ascenso directo, una zona que los granadinos no perderán, matemáticamente, antes de un duelo de alto voltaje en territorio canario frente a uno de los transatlánticos de la categoría, la Unión Deportiva Las Palmas, el próximo viernes a las 21 horas. Un horario inédito hasta el momento que se volverá a repetir en el partido en casa contra el Real Sporting de Gijón. Volverá Montoro pero se marchará Pozo para vestir los colores de la rojigualda frente a Dinamarca y Francia. Puertas le dio un toque diferente al fútbol proyectado por los nazaríes y apunta a la titularidad en territorio insular.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, José Antonio Martínez, Álex Martínez; Fede San Emeterio, Nico Aguirre (González), Fede Vico; Vadillo, Pozo (Puertas) y Rodri (Adrián Ramos).

CD Numancia: Juan Carlos; Markel, Atienza, Escassi, Mateu; Diamanka, Kako (Gutiérrez), Villalba; Yeboah, Oyarzun y Guillermo (Jordi).

Iglesias Villanueva ha amonestado a los locales Nico Aguirre y a los visitantes Atienza, Kako, Jordi y expulsó a Yeboah por doble amonestación.

Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada de la Liga 1 |2|3 celebrado en el Nuevo Los Cármenes ante 13.227 espectadores. Se ha guardado un minuto de silencio en honor de Ángel “Machicha” exjugador del Granada Club de Fútbol durante la temporada 69/70.