Un viernes negro en Los Cármenes, pero no precisamente el de las rebajas y descuentos que se ha celebrado en todas partes del mundo, sino el de una injusta derrota para el Granada que no ha logrado materializar las ocasiones que ha tenido, a pesar de llevar el peso durante gran parte del partido. El Granada logró empatar en la recta final, pero en el descuento, el Sporting consiguió el gol de la victoria y se convierte en el primer equipo en ganar en Los Cármenes esta temporada.

Poca fortuna de cara al gol y más espesos que de costumbre, el Granada ha caído este viernes por 1-2 ante el Sporting cuando en condiciones normales, debería, al menos, haber empatado el encuentro, que se puso cuesta arriba en el primer cuarto de hora, con un espléndido gol de Cofie. Los locales superaron al Sporting en casi todas las facetas del juego, especialmente en la primera mitad, pero en la segunda bajó el ritmo conforme se acercaba el final. Pese a ello, el colombiano Ramos igualó la contienda, aunque Traver, en el último minuto de partido, lograba darle la victoria a su equipo. Además, el colegiado no ayudó tampoco, con una nefasta actuación. No vio una agresión de Peybernes sobre Adrián Ramos en el primer tiempo. La primera derrota en casa ha llegado, pero las sensaciones han sido igual de positivas.

El técnico del Granada utilizaba el mismo once que le sirvió la semana pasada para empatar en Las Palmas aunque ya con la novedad de Álex Pozo, que volvía a sentarse en el banquillo nazarí tras su reciente convocatoria con la sub-21 española. Por parte del Sporting, José Alberto, su técnico, hasta hace nada en el filial, debutaba en el banquillo tras la destitución de Rubén Baraja. El encuentro comenzaba con bastante ritmo, aunque no se concretaron llegadas claras de ninguno de los dos equipos durante los primeros minutos, pero el Granada sí que enseñaba sus armas, las de siempre, volcar su juego en ambas bandas, especialmente por la izquierda, donde Vadillo y Puertas se intercambiaban las posiciones continuamente.

Sería, sin embargo, el equipo asturiano quien golpeaba primero, y nunca mejor dicho. Cofie, controlaba un balón en el borde del área, tras un despeje de la zaga rojiblanca, y con un latigazo, enviaba el esférico al fondo de la red de Rui Silva, que no pudo hacer nada. El Sporting se convertía en el primer equipo que le marcaba antes al Granada en el Nuevo Los Cármenes esta temporada. Quiso reaccionar el conjunto local, pero parecía que no se encontraba tan cómodo como en otras tardes y le costaba crear peligro en el área asturiana. Las ocasiones llegaban a cuentagotas pero sí es cierto que los nazaríes llevaban el peso del partido desde el gol de Cofie, hasta el final de la primera mitad, pero no encontraron la fortuna del gol. Puertas, de cabeza, tuvo la ocasión más clara de los cuarenta y cinco primeros minutos, pero el balón se fue muy cerca del palo izquierdo de Mariño. Adrián Ramos, también con la testa, remató un centro desde la izquierda pero de nuevo el arquero sportinguista atrapó sin problemas. Los minutos finales del primer acto acabaron con un poco de polémica. Adrián Ramos y Peybernes se enzarzaron dentro del área, con agresión de este último que el colegiado riojano Ocón Arraiz resolvió con amarilla para ambos jugadores. El público despidió con una sonora pitada al árbitro, al finalizar la primera mitad, con victoria (0-1) para el Sporting.

El Granada comenzó el segundo acto de la misma forma que acabó el primero, con la manija del partido y metiendo en su área al Sporting desde el primer minuto. Montoro tuvo la primera ocasión, rematando un saque de esquina dentro del área pequeña pero salió centrado para Mariño. Justo después, una magnífica acción del equipo rojiblanco, acabó con el centro de Álex Martínez, para el posterior remate de Puertas que el arquero sportinguista desvió a saque de esquina, una vez más. Antes de la hora de juego, Diego Martínez movía el banquillo. Retiró a Puertas que no había empezado tan entonado esta segunda mitad, y entró en su lugar Rodri, modificando por tanto el sistema del equipo. Adrián Ramos pudo empatar el partido, con una acción individual dentro del área pero de nuevo Mariño atraparía el esférico. Respondió el Sporting, que parecía estar más cómodo en esta segunda mitad. Blackman, que había entrado unos minutos antes en lugar de Djurdjevic, disparó fuerte a portería, libre de marca, pero Rui Silva desvió a saque de esquina. Tras ésto se produjo el segundo cambio en el Granada. Le llegaba la oportunidad a Álex Pozo, que entraba en lugar de Vadillo.

Los rojiblancos buscaban el gol del empate, aunque a veces con más corazón que cabeza, y eso hacía que el Sporting estuviera cerca del segundo tanto en muchas ocasiones, cuando salía al contraataque, aunque no logró materializar ninguna acción. Parecía que el partido estaba abonado al fracaso pero llegó una luz de esperanza rojiblanca cuando Adrián Ramos remató con la testa una falta sacada por Ángel Montoro. El colombiano conseguía así el tanto de la igualada y la hinchada local apretó para que el equipo pudiera darle la vuelta al electrónico. Pudo hacerlo, si el árbitro, que cerró una deficiente actuación en la noche del viernes, no llega a anular el gol de Adrián Ramos por un supuesto fuera de juego, que en realidad, no era, por estar en línea el cafetero. En el tiempo de descuento, un Granada superado por los errores de Ocón Arraiz, vio como el Sporting, por mediación de Traver, marcaba el segundo tanto que daba la victoria a los sportinguistas. Jarro de agua fría y un verdadero ‘BlackFriday’ para un Granada que mereció mucho más. En Málaga, la próxima semana, se cerrará este ‘Alpe d’Huez’ donde se podrán sacar más conclusiones pero las sensaciones siguen siendo positivas, pese a la derrota.

FICHA TÉCNICA

Granada: Rui Silva, V. Díaz, Germán, Martínez, Álex Martínez, San Emeterio, Montoro, Vico (Juancho, 80′), Vadillo (Pozo, 67′), Puertas (Rodri, 57′) y A. Ramos

Sporting: Mariño, Geraldes, Peybernes, Babin, Cordero, Cofie, Nacho Méndez, Sousa (Pérez, 69′), Carmona, Traver y Djudjevic (Blackman, 60′).

Goles: 0-1, Cofie (14′). 1-1, Adrián Ramos (83′). 1-2, Traver (90+2′).