El club granadino ha comunicado que el sevillano sufre una rotura parcial del tendón de Aquiles derecho. Es la primera lesión importante del plantel de Diego Martínez por la ausencia de un recambio natural disponible. Adri Castellano, el segundo lateral izquierdo, encara la recta final de su recuperación. Montoro sufre un esguince, pendiente de evolución, en el tobillo derecho 

Se confirma el primer contratiempo relevante de la temporada del Granada tras el diagnóstico que ha recibido Álex Martínez que tuvo que marcharse del césped de La Rosaleda durante la primera mitad. El lateral zurdo sufre una rotura parcial del tendón de Aquiles derecho que lo mantendrá fuera del césped durante un “tiempo estimado de 12 semanas” según ha recalcado el propio Granada Club de Fútbol. El ‘alta deportiva’ podría alargarse hasta finales de febrero, en una de las posiciones críticas de la actual plantilla nazarí junto al puesto en la medular de Ángel Montoro, que sufre un esguince de tobillo aunque no se descarta su participación en el duelo del sábado en Tarragona.

Precisamente, los jugadores que deberían ocupar la posición del hispalense y el valenciano se encuentran inmersos en diversos procesos de recuperación. Adri Castellano encara el tramo final de la readaptación tras su afección en la rodilla y Fran Rico se adentra en los meses clave que pueden provocar su ‘reestreno’ en el fútbol profesional aunque su estado sigue siendo una incógnita.

La lesión de Álex Martínez será cubierta, en principio, por la polivalencia de Quini que transmitió sensaciones positivas frente al Málaga aunque la llegada del mercado invernal puede precipitar la incorporación de un lateral izquierdo puro por la falta de experiencia en la categoría, hasta el momento, de Adri Castellano y Carlos Neva, futbolista del Recreativo Granada.