El Granada ha visitado el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife donde los rojiblancos han arañado un empate tras el tanto de Joao en el minuto 93 cuando el equipo de Diego Martínez saboreaba la cuarta victoria consecutiva. Puertas recuperó el olfato del gol durante la primera mitad. El punto arañado en el último instante le otorga una hipotética vida a José Luis Oltra 

Tras aterrizar en Tenerife, José Luis Oltra volvía a cruzarse en el camino del Granada aunque, esta vez, desde la otra barrera de la plaza liderando a uno de los escudos que brilló con más fuerza en la trayectoria del entrenador valenciano, un lugar donde Oltra fue el artífice de un ascenso histórico para la isla. Llegaba el Granada más reivindicativo que se recuerda, una de las plantillas con perfil más bajo de los últimos años, más bien el argumento al que hemos querido agarrarnos para evitar tropezones dolorosos como el que está viviendo el Club Deportivo Tenerife, el séptimo presupuesto de la categoría, durante la temporada actual mientras vive instalado en el límite de la salvación. Diego Martínez presentaba un plantel ejemplar sobre el césped tinerfeño con futbolistas como Rui Silva, Quini, Germán Sánchez y Antonio Puertas, curiosamente olvidados por el técnico que lanzaba órdenes desde el banquillo contrario. La experiencia de Oltra le caracterizó por  tirar hacía adelante con un grupo reducido de efectivos pese a todas las consecuencias posibles aunque durante la tarde del viernes, ese selecto poker de denostados querían dar un golpe en la mesa para avisar de que la ausencia de oportunidades cuando empezó 2018 no era incompatible con ser los guardianes del conjunto líder de la Liga 1|2|3 durante la última jornada del decimoctavo año del segundo milenio.

El Granada volvió a demostrar que las ideas están más claras cuando se cuelga el cartel de visitante aunque esa vitola conlleve más sufrimiento y agonía por el empuje local, olvidando el tacticismo casi militar de los equipos que visitan el Nuevo Los Cármenes empañando el engranaje casi perfecto de Ángel Montoro y Fede San Emeterio. Situaciones que le han servido para madurar a este Granada ‘camaleónico’ que ha diseñado el estratega gallego. Los nazaríes, sin Montoro y con el argentino Nico Aguirre en el campo, repitieron el patrón de anteriores triunfos cosechados lejos de casa aunque la calidad y el potencial de los jugadores chicharreros quedaba latente sobre el verde de una tarde primaveral en las Islas Canarias. El Granada siguió nadando sobre el sufrimiento y la firmeza atrás de una zaga liderada por Germán, que volvía a pisar el estadio que casi le hace debutar en Primera División. El objetivo de Diego Martínez pasaba por encontrar un par de espacios y conseguir el premio de ediciones anteriores impulsado por el nivel extraordinario de Adrián Ramos, que ya dejó su sello en el Heliodoro durante la pasada temporada cuando fue el mejor de los granadinos en uno de los primeros accidentes del curso donde el Granada tenía media victoria en el bolsillo. Esta vez el minuto 93 volvía a golpear en contra de los granadinos.

El arranque evidenció un Tenerife con pólvora arriba que intentaba enchufar con el paso de los minutos a sus futbolistas más eléctricos: Bryan Acosta y Naranjo. Si ambos conectaban, el arco de Rui Silva estaba en jaque pero el luso sigue siendo una garantía cada vez mayor. Los rojiblancos no estaban cómodos sobre el terreno de juego aunque la primera que tuvo Puertas fue para dentro tras un asistencia impecable de Fede Vico en el borde del área en el minuto 9 de juego. El almeriense fintó y la colocó en el palo largo para hacer el gol que todo el granadinismo soñaba en la previa de este choque en concreto. El tanto rojiblanco anestesió las pretensiones tinerfeñas, un golpe que significó un jarro de agua fría para el cuadro de José Luis Oltra. La lesión de Nano tampoco ayudó al plantel chicharrero para recomponerse ante un equipo granadino que crecía con el paso de los minutos aunque Oltra acertó dando entrada al mejor de los chicharreros: Joao. Los nazaríes gozaron de diferentes oportunidades para aumentar la ventaja del marcador aunque el esférico se paseó a escasos milímetros de la cabeza de Germán en una jugada ensayada, las botas de Ramos en un disparo defectuoso de Vico y la magnífica acción con el empeine de Vadillo que no encontró el cuerpo de Quini. El Tenerife quiso explotar al máximo el juego de bandas pero los chicos de Diego Martínez ejecutaron el plan de ayudas defensivas a la perfección para neutralizar a los futbolistas de banda del conjunto local durante la primera mitad.

El segundo acto llegó con mayor empuje canario y la primera gran ocasión fue del conjunto blanquiazul pero Rui Silva achicó espacios para seguir optando al Zamora de la categoría de plata. El aviso del rival volvió a despertar al Granada como ocurrió en la primera mitad aunque los rojiblancos se sentían aliados del reloj pero la corta distancia en el electrónico invitaba a sustos aislados de un Tenerife incapaz de llegar al área granadina con notable continuidad. La entrada de Pozo en el verde ayudó a recuperar la mordiente de los visitantes que se veían ligeramente lastrados por el desgaste físico sin sufrimiento excesivo. La sensación presente sobre el Heliodoro Rodríguez es que estaba más cerca el segundo del Granada que el gol del empate del Club Deportivo Tenerife pero los cuatro minutos de añadido le dieron al Tenerife el premio del empate tras una internada desde la banda izquierda de Joao que tuvo la fortuna de instalar la bola en el fondo de las mallas pese al intento de Rui Silva. Un empate amargo por el momento del tanto rival.

El Granada brinda 38 puntos en su casillero antes de aprovechar el descanso, ansiado, de las vacaciones navideñas, una época que le vendrá como anillo al dedo a una plantilla corta que ha quedado exprimida al máximo de sus posibilidades. Los rojiblancos volverán antes de tiempo a la competición, el viernes 4 de enero contra el Albacete Balompié, la sensación de la temporada. Un duelo que podría enfrentar al líder contra el segundo clasificado, si hay carambola durante la jornada presente en un fin de semana que podría haber sido propicia para aumentar la brecha con los rivales de la parte alta si se hubiese consumado el triunfo final. El Granada acaba 2018 en una situación idílica.

FICHA TÉCNICA

Club Deportivo Tenerife: Dani Hernández; Camille, Alberto, Jorge Sáenz, Raúl Cámara (Tyronne); Undabarrena (Chilunda), Suso, Jorge; Montañés, Bryan Acosta, Naranjo y Nano (Joao)

Granada Club de Fútbol: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán Sánchez, Martínez, Quini; Fede San Emeterio, Nico Aguirre (Alberto Martín), Vico; Vadillo (Pozo), Puertas (Montoro) y Adrián Ramos.

Pizarro Gómez ha amonestado a los locales Jorge Sáenz y a los visitantes Quini, Adrián Ramos, Puertas

Incidencias: Partido celebrado en el Estadio Heliodoro Rodríguez López correspondiente a la 19ª jornada del campeonato liguero de la Liga 1|2|3 ante 8.806 espectadores.