El técnico del Granada ha pasado este jueves por sala de prensa, para ofrecer la primera rueda de prensa del año, en la previa del choque liguero ante el Albacete

Diego Martínez ha atendido a los medios de comunicación este jueves por la mañana para valorar cómo ha afrontado la plantilla este parón navideño, así como la segunda mitad de la temporada en la que el Granada llega como líder. Este viernes en Los Cármenes recibirá al segundo clasificado, el Albacete.

Precisamente la primera pregunta para Diego ha sido sobre el estado físico de los jugadores tras el período navideño, contestando lo siguiente: “El parón ha ido bastante bien, las energías están recargadas, con un descanso necesario a nivel mental y el equipo ha vuelto muy bien en ese sentido, con ganas de afrontar el partido del Albacete. Es verdad que hemos tenido algún jugador con fiebre como Puertas o José Antonio González y tendremos que verlo en las próximas horas”, aseguró. En lo que se refiere a los propósitos de año nuevo, el técnico gallego lo tiene igual de claro que antes del parón: “Seguir enganchados con nuestra afición. Ayer en el entrenamiento ya se vio ese vínculo, ese cariño mutuo y eso nos da mucha energía. Por supuesto también queremos seguir creciendo como equipo y no solo hablo de puntos. Cuando hablo de crecimiento hablo de crecer como equipo, mejorar nuestros procesos de juego y nuestro nivel individual… Esta segunda vuelta va a ser muy larga y competitiva y tendremos que dar lo mejor de nosotros, siendo nuestro mejor de nosotros mucho mejor que antes”, afirmó.

El próximo rival va segundo en la tabla y en una racha tan positiva como la de los rojiblancos. Ésto ha comentado Martínez sobre el equipo manchego: “El Albacete viene en muy buena dinámica, está haciendo una extraordinaria temporada, apenas ha perdido dos partidos, ha sumado muchos puntos fuera de casa, tiene jugadores de nivel muy alto en la delantera, con desborde, con velocidad, que colectivamente juegan bien… Tiene todos los ingredientes para demostrar lo que está demostrando. Es un equipo muy fuerte y para nosotros como equipo puede ser el mejor partido que podamos tener para engancharnos, competirlo y olvidarnos de tanto brindis, tantas uvas y tantos polvorones. Va a ser un partido muy atractivo y muy ilusionante”.

Otra pregunta que tuvo que afrontar el entrenador del Granada fue sobre los posibles refuerzos en este mercado de invierno: “Tenemos todos claro que se va a intentar mejorar en medida de nuestras posibilidades y nuestras circunstancias nos obligarán a exprimirnos al máximo. Esa tarea le corresponde a otras personas, no sabemos en cuanto tiempo vendrán ni tampoco si van a venir pero hablar de esto es algo que corresponde a la direccción deportiva, pero todos somos conscientes y tenemos claro que lo necesitamos porque ya hemos jugado 19 partidos y aún quedan dos para finaliar la primera vuelta, toda una vida”, declaró. Por último, respondió sobre la dificultad de jugar un partido de este nivel justó después de las vacaciones, expresando lo siguiente: “No es lo ideal, en su día leí una frase que decía que las circunstancias nunca son las ideales y la actitud sí. No quiero poner excusas, vamos a quedarnos con que tenemos una gran actitud, un equipo en mayúsulas, los jugadores con mucha energía y mucha ilusión… Y es un reto ilusionante y vuelvo a insistir: hay conexión con la afición, con los niños, recibimos palabras de apoyo, de que quieren venir a competir con el equipo y ese sentimiento rojiblanco al que nos hemos aferrado este año es uno de los componentes de nuestra aventura».