Los rojiblancos dominaron la mayoría del partido y, pese a las numerosas ocasiones, sólo pudieron llevarse un punto ante el Albacete

Partido dominado de principio a fin del Granada al que solo le faltó afinar la puntería de cara a portería. El Albacete no dio la sensación en ocupar el segundo lugar en la tabla por el poco peligro creado sobre la meta de Rui Silva, aunque aprovecharon la ocasión de Bela para ponerse por delante en el marcador.

10 minutos después del gol encajado, Fede Vico, de penalty, igualó la contienda. Diego Martínez solo realizó dos cambios (Adrián Ramos y Juancho) que aunque mejoraron al Granada no sirvió para llevarse la victoria final. El público agradeció una vez más el esfuerzo del equipo, que seguirá en lo más alto de la tabla, pase lo que pase en el resto de la jornada.