El Granada CF Femenino consigue una holgada victoria frente al Pozoalbense (7-0) con la que logra superar el bache de la derrota del pasado domingo ante el Santa Teresa.

El conjunto nazarí se hizo con las riendas del encuentro desde el comienzo del partido, tanto fue así, que en el minuto 11 del encuentro, Elo se encargaba de abrir el marcador con un potente disparo desde fuera del área, imposible de alcanzar para la guardameta rival.

Sin embargo, el Pozoalbense puso mayor resistencia e incluso probaron la agilidad de María Valenzuela, titular tras la lesión de Andrea el pasado domingo, que desviaba un buen disparo de la visitante Natalia. A pesar de las numerosas ocasiones de peligro que generaban las rojiblancas, llegaron al descanso con la ventaja mínima y toda una segunda parte por disputar.

Una vez reanudado el juego, las locales no iban a dejar que se escapara el partido y a los cinco minutos Lauri iba a ampliar el marcador. A partir de ese momento, la lluvia de goles estaba asegurada. Ojeda, Lauri de nuevo, Yurena (2) y Adriana Cuadros firmarian los tantos de la goleada.

Con esta victoria, el Granada Femenino recupera las sensaciones de la victoria y se mantiene en segunda posición, a un solo punto del líder (Santa Teresa). Un encuentro agridulce por la despedida de Yael Oviedo tras su marcha al Rayo Vallecano.

El próximo domingo, el conjunto rojiblanco se enfrentará a Peña el Valle, último clasificado de la categoría.

Ficha técnica

Granada CF Femenino: María Valenzuela, Alba Pérez, Cristina Moreno, Coral, Urre, Lula (Irene, min. 77), Aurora, Lauri (Yurena, min. 68), Ojeda (Mari, min. 84), Oviedo y Elo (Adriana Cuadros, min. 72). 

CD Pozoalbense: Portero, Troyano (Bejarano, min. 76), Loba, Victoria, Inma, Erika (Gloria, min. 73), Cintia (Aida, min. 65), Iglesias, Andrea (Pedrajas, min. 65), Natalia y Sara.

Goles: 1-0, Elo (min. 11); 2-0, Lauri (min. 50); 3-0, Ojeda (min. 55); 4-0, Lauri (min. 58); 5-0, Yurena (min. 75); 6-0, Adriana Cuadros (min. 84); 7-0 Yurena (min. 86).

Incidencias: partido disputado en el Estadio de la Juventud, ante unos 300 espectadores.