La Federación Española ha confirmado la suspensión del guardameta, así como las de Quini y Ramos por acumulación de tarjetas | Además, ha comunicado una multa al Granada CF

Aarón Escandell ha sido sancionado con dos encuentros de suspensión tras su expulsión ante el Deportivo de La Coruña. Así lo ha confirmado la Federación Española de Fútbol (RFEF) esta misma tarde, cuando ha anunciado la relación de sanciones correspondiente a la jornada 25 de Segunda División. En ella, además del castigo al guardameta del Granada CF, se ha confirmado la suspensión de Ramos y Quini, que cumplirán ciclo.

El habitual portero suplente de Diego Martínez fue expulsado en el minuto 81 del último encuentro de los nazaríes “por realizar observaciones de carácter técnico a una decisión mía desde el banquillo, a la vez que aplaudía”, según reflejó Pizarro Gómez en el acta del encuentro. Ha sido la última aclaración, en la que apunta los aplausos del guardameta, lo que ha ampliado su sanción de uno a dos choques.

Por su parte, Adrián Ramos y Quini fueron amonestados en los minutos 83 y 90, respectivamente. El cafetero recibió la cartulina amarilla cuando ya había abandonado el terreno de juego “por realizar observaciones de carácter técnico desde el banquillo”, mientras que el lateral fue castigado por “discutir con un contrario sin llegar a insultos ni amenazas”. En ambos casos se trataba de la quinta amarilla que recibían, por lo que la suspensión no sorprende.

Además, la RFEF ha señalado en su comunicado que el Granada CF presentó alegaciones por la cartulina amarilla que recibió Montoro en el minuto 67 del mismo encuentro, aportando pruebas de vídeo. Sin embargo, el Comité de Competición ha desestimado este recurso, manteniendo la vigencia de la cartulina y los habituales efectos que esta implica.

▷ Leer  El Granada Femenino refuerza la zaga con Cristina Postigo

MULTA AL CLUB

Por otro lado, el organismo nacional ha anunciado que el Granada CF ha sido multado “en aplicación del artículo 100” del Código Disciplinario. Este establece que aquellos clubes cuya conducta sea contraria al buen orden deportivo serán multados “en cuantía de 602 a 3.006 euros”, en función de la gravedad de lo sucedido.

En este caso, todo parece indicar que se trata de una multa por el lanzamiento de una bolsa de pipas “casi llena” que recogió Pizarro Gómez en el acta, algo considerado una falta grave, según el citado Código Disciplinario. Así, el montante de la sanción económica rondaría el máximo establecido (3.006 euros), aunque por el momento no está confirmado.