El técnico del Granada CF, Diego Martínez, ha analizado el próximo encuentro ante el CD Lugo (sábado, 16:00 horas). En lo que supone las últimas jornadas de la temporada, donde un error puede ser clave para el ascenso.

«En este tramo final hay que competir desde la perseverancia y la regularidad mostrada todo el año. Hemos hecho muchas cosas bien. Ser lo más parecido a nosotros mismos en estos partidos de más tensión, más cerrados. Fortaleza mental y creencia en lo que hacemos», ha comentado el técnico nazarí de cara al próximo encuentro ante el Lugo.

El Granada afronta otro partido como visitante después de dos derrotas consecutivas lejos de casa, pero esto no preocupa al entrenador rojiblanco: «Somos el segundo mejor equipo fuera de casa, creo que no nos podemos desviar de nuestro camino, creo que el equipo tiene una identidad muy clara y en esas vamos a seguir».

En cuanto al rival, Diego es consciente de la importancia del encuentro:
«Esperemos ganar nosotros. Más allá de los resultados siempre ha tenido muy buenos momentos. Me parece un equipo con velocidad, con jugadores como Lazo, Escriche, Barreiro… El partido nos va a exigir mucho. […]“Me preocupa ganar el sábado. Nos ocupa preparar bien el partido de Lugo, hacer las cosas bien y tener acierto”.

Sin embargo, el técnico espera lo mejor de sus jugadores: «Creo mucho en mi equipo y en esta manera de jugar. Ni cuando ganamos al Málaga hay que estar eufóricos, ni cuando perdemos contra el Sporting es todo malo».

Polémica designación arbitral

El asistente elegido para el partido de este sábado en el Anxo Carro será Díaz de Mera. Con el colegiado castellano-manchego, el Granada no ha logrado ninguna victoria y, además, en los dos encuentros que ha arbitrado a los rojiblancos expulsó a dos jugadores en cada uno. Ante esta cuestión, Diego Martínez prefiere no posicionarse: «Hay emociones. Esto es fútbol. Les pasa a todos los equipos. Independientemente de las designaciones arbitrales, el equipo siempre da la cara».