El jugador rojiblanco Germán Sánchez es uno de los capitanes del Granada CF. El defensa ha querido hacer un resumen de su trayectoria profesional y de la temporada del equipo.

El jugador nazarí es uno de los defensas que mayor rendimiento está mostrando durante el curso. En cuanto a su persona se define así:
«Soy bastante introvertido en lo personal, pero en el campo me transformo con los compañeros. Todo lo que sea sumar, bienvenido». 

Su larga trayectoria le ha servido para poder aportar veteranía al equipo:
«La experiencia te hace ser más sereno y afrontar las situaciones con más tranquilidad». 

En cuanto al grupo, Germán ha explicado que son una piña y van todos a una: «Me encuentro muy cómodo haciendo pareja con Martínez. Se adaptó a lo que quiso Diego rápidamente. Pero hay que resaltar también a los que menos juegan. Las ganas de aportar lo máximo y jugar donde sea es importante para el equipo». 

También se atrevió ha analizar al conjunto: «Somos bastantes camaleónicos, podemos usar varios sistemas, podemos jugar con diferentes estilos de fútbol, tanto directo como combinativo, o defender en bloque alto o bloque bajo, yo creo que es eso bastante importante pues domingo tras domingo te vas encontrando cualquier escenario y en esta categoría, que se resuelve con detalles, hay que estar preparado para eso».

▷ Leer  Con muchas dudas para recibir al Levante

Sánchez prefiere llevar la función de capitán en el césped: «En los vestuarios doy un par de toques, de pinceladas y tal pero muy poco, soy muy poco de hablar, más de hacer, en el campo sí que me convierto e intento ayudar a los compañeros con las ordenes que considero oportunas».

Germán es consciente del panorama que se presenta y mantiene la esperanza: «Creo que estamos en una posición bastante buena pero de que sirve pensar dentro de tres meses si no haces tus deberes en esta semana, yo creo que es importante dividir, no ya partido a partido, ni pasito a pasito, sino el día a día, cada entrenamiento tienes que darlo todo ya no por ti sino por el grupo, para que las cosas sigan funcionando como tal.