Los rojiblancos merecieron ganar en el Tartiere tras realizar una segunda parte magnífica aunque un error de Germán, el mejor defensa de la categoría, fue aprovechado por Ibra para empatar en el último minuto del tiempo reglamentario. Fede Vico hizo un golazo en el arranque del segundo tiempo

El Granada tachó otra jornada del calendario, sin consecuencias en la clasificación, en un fin de semana propicio para que la ventaja sobre el principal rival por el ascenso directo se pudiese reducir. Las tablas sobre el marcador formaban parte del esquema diseñado para afrontar las últimas cinco citas de la temporada aunque nadie contaba con la inclusión del Mallorca en una lucha sin cuartel, quizá el mayor adversario de los rojiblancos por calendario e inercia pese a ganar con fortuna en el último respiro frente al Real Sporting.

La mala suerte se cebó con el Granada cuando ostentaba un triunfo de las que te llevan en volandas a Primera División, el equipo de Diego Martínez se quedó a escasos minutos de poner un pie en la máxima categoría tras celebrar un auténtico golazo de Fede Vico la frontal. El segundo pudo llegar, casi seguido, en las botas de Vico tras una galopada de Vadillo; Azeez y Víctor Díaz también pudieron repetir la obra de arte del cordobés aunque la bola no quiso alojarse en el fondo de las mallas e incluso el segundo tanto llegó a subir en el marcador de Gol TV tras una jugada milimétrica que decretó la ilegalidad de la diana de Adrián Ramos tras definir a la perfección. El cafetero no marca pero cuando marca se los anulan como en Gran Canaria, en Los Cármenes frente al Sporting y en el Tartiere. Tres tantos que se hubiesen traducido en una dosis de puntos que hubiese certificado el anhelado sabor a gloria sin tanto sufrimiento. El mismo sufrimiento que sufrieron Fede Vico y Vadillo en varios enganchones con Cristián Fernández, alias Bolaño, en un episodio más de agresividad exacerbada sobre el verde.

El Real Oviedo decía adiós al playoff de ascenso sin inquietar a la meta de Rui Silva hasta que una pifia impropia de la categoría de Germán Sánchez, el mejor central de la Liga 1|2|3 fue rentabilizada por un sensacional remate de Ibrahima al palo largo y certificar el 1 a 1 definitivo. El único error del gaditano en una campaña impoluta finiquitaron dos puntos que metían al Granada en la soñada frontera de los setenta puntos porque quién llega antes, lo suele conseguir. Pudo ser peor si el senegalés hubiese acertado un cabezazo en el descuento que no encontró puerta. Ibra fue la principal amenaza carbayona desde el arranque del encuentro donde consiguió una amonestación sobre Germán y sacar la mejor versión de Rui Silva en otro testarazo peligroso.

▷ Leer  Granada 2 - 0 Ibiza: los nazaríes mantienen su poderío en casa ante el colista de Segunda

El plantel de Martínez volverá a casa con un amargo punto, que no debería desviar la atención de una cosecha clave en la mítica casa del Real Oviedo, resucitado en el momento más crucial por Egea. Los jugadores granadinistas conocedores de la dificultad de sumar en esta categoría celebraron la unidad cosechada, una muestra evidente de que conocen perfectamente el sendero hasta el idilio. Ganar, ganar y volver a ganar porque el ascenso directo sigue pasando por Los Cármenes: Tenerife, Cádiz y Alcorcón. La primera piedra está en 71 puntos frente a un ex como José Luis Oltra. El ‘Tete’ llega muy necesitado pese a ganar el derbi canario y la mejor noticia es la continuidad del técnico valenciano, por aquello de evitar la energía mágica que genera la llegada de un nuevo entrenador. Y no viene su mejor jugador: Luis Milla.. Veremos.