Después de unos días llenos de festejos, toca volver a la realidad para encarar el último encuentro ante el Alcorcón. El entrenador del Granada ha valorado el momento y ha hecho un pequeño balance de la temporada

«El haber conseguido esa identificación con la afición, esa conexión, eso vale mucho más que un ascenso, ahí es donde nos tenemos que apoyar todos”, comentaba Diego Martínez sobre lo más positivo de toda la temporada.

«El encuentro ante el Alcorcón es el partido soñado para cualquier equipo. Venimos de una emotividad desbordante. Conseguir a falta de una jornada el ascenso directo es algo extraordinario. Creo que todo eso tiene que ver con algo muy importante, identificación y conexión. Va más allá del logro deportivo. Tiene que ver con los valores que nos han traído hasta aquí. Es la gran victoria como equipo».

«El equipo va a utilizar la conexión con su gente para lograr otra victoria más para despedir una gran temporada. Queremos ganar el partido, disfrutar e impulsarnos. Nuestras armas irán más por la emotividad, poder cerrar la temporada en ese kilómetro 42. Lo más importante es que estemos lo más concentrados posible, en nuestro nivel. Tenemos ganas de brindarle una victoria a la afición”,

▷ Leer  Europa, esto es el Granada (2-0)

«Es el momento de asentar emociones, de ver los datos, de ver las decisiones que se tomaron en su momento que no fueron comprendidas y también el analizar los errores que se han cometido. El otro día decía que para mí, en el día a día, hemos sido un equipo en la adversidad. Entiendo el ascenso en clave colectiva. Es tan bonito lo que estamos viviendo que no quiero que llegue mañana ni pasado”.