El Granada se impuso al Reading por 0-1 en la que fue su primera prueba de pretemporada

El nuevo Granada se estrenaba en el Estadio Municipal de Marbella. Era la primera vez desde su ascenso a Primera división que el conjunto nazarí medía sus fuerzas contra otra escuadra, en este caso, el Reading inglés.

El Granada, con algunos de sus nuevos refuerzos sobre el terreno de juego, como Duarte y Neyder Lozano y con la sorpresa de la aparición de Darwin Machís en su lista de jugadores, saltó al terreno de juego con la camiseta negra que ha acompañado a los nuevos fichajes en sus presentaciones, aunque con pantalones y medias blancas. El Reading, por su parte, lució de gris y negro.

Con todo listo para el partido, el colegiado Aranda Delgado decretó el inicio. El Granada comenzó queriendo jugar la pelota, realizando una presión alta a la salida del conjunto inglés. Tras unos primeros minutos de igualdad, el Granada se hizo con el partido y muy pronto tuvo su primera ocasión, un disparo de Isma Ruiz a pase de Puertas que atrapó sin problemas el guardameta Joao Virginia.

El Granada continuó su plan sin apenas fisuras durante el ecuador de la primera mitad y, a pesar de no contar con ocasiones muy claras, el combinado granadino consiguió encerrar al Reading en su área.

Comenzaron a aparecer las figuras con más atractivo para el aficionado granadinista; la nueva pareja de centrales dio una gran imagen en el comienzo del partido, mostrándose ambos muy seguros en todos los aspectos. También el debutante Isma Ruiz dejó destellos de su gran calidad, aportando sentido y serenidad al juego en cada una de sus acciones.

Con el ‘cooling break’ llegó el primer cambio del Granada. Rodri sustituyó a Ramos a la media hora de juego. El Granada, con un gran Antonio Puertas, siguió dominando el partido. Apenas dos acciones tras pérdida del Granada fue el bagaje del Reading durante la primera mitad. Dos acciones que abortó un contundente Neyder Lozano. Con esto se llegó al final de la primera mitad con resultado de 0-0.

▷ Leer  Paco López: "Queremos darle continuidad a un trabajo excelente"

La segunda mitad tuvo el mismo guión que la primera en el inicio, aunque el partido ganó en calor y dureza. Tras el paso por el vestuario hubo algunas acciones de tensión entre Rodri y varios jugadores del equipo inglés. También hubo tiempo para los cambios. Entraron Rui Silva, Carlos Neva, Germán, Víctor Díaz, Eteki, Fede Vico y los canteranos Butzke y Aranda en detrimento de Aarón, Álex Martínez, Duarte, Quini, Montoro, Isma Ruiz, Vadillo y Puertas. Más tarde llegó el momento de debut para el fichaje estrella: Roberto Soldado. El valenciano ingresó por Rodri pasada la hora de partido y dispuso de alguna ocasión para adelantarse en el marcador.

El Granada seguía dominando a través de la pelota y el Reading apenas pudo contar con una falta lateral para poder ponerse en ventaja. Aún así, Rui Silva estuvo muy atento para atajar el balón. El central del filial Montoro sustituyó a Neyder Lozano en el que fue el último cambio del partido minutos antes de que Azeez pusiera el 0-1 en el marcador en el minuto 79. Precisamente el central fue quien envió un balón largo hacia Soldado, que tras zafarse de su defensor dejó la pelota para Butzke. El ex del Huétor Vega falló en su disparo, pero Fede Vico apareció para dejársela en bandeja al nigeriano, que no perdonó.

No hubo mucho más juego hasta el final del partido, que acabó tras despejar Víctor Díaz una falta a favor del Reading. Buen resultado para los granadinos en su primer amistoso, dejando también muy buenas sensaciones.