La extremeña ejercerá la próxima temporada de juez de línea en la máxima categoría del fútbol español, tal y como lo ha publicado esta mañana el Comité Técnico de Árbitros de la RFEF.

Guadalupe Porras Ayuso nació en Badajoz en 1987 y con 16 años comenzó en el arbitraje. Durante ocho temporadas estuvo en Segunda B hasta que logró el ascenso a Segunda donde se convirtió en internacional en 2014.

Ahora, a sus 31 años, da el salto a la Primera División, convirtiéndose así en la primera árbitra asistente en debutar en esta categoría: «Estoy muy contenta, como si estuviese en una nube. Todos soñamos con estar en Primera División y después de mucho trabajo lo he conseguido. Aún no me lo creo», expuso Ayuso en declaraciones facilitadas por la RFEF.

María Villa, responsable actual del arbitraje femenino del CTA, fue la primera asistente en alcanzar esta categoría, pero no llegó a debutar debido a requisitos físicos.

▷ Leer  "Hola, soy el fútbol, ¿me amas o me odias?"

Por otro lado, la árbitra tinerfeña, Marta Huerta de Aza, que empezó con el arbitraje a los 15 años y ha dirigido partidos de la Liga Iberdrola en estos últimos dos cursos, ha logrado ascender a Segunda B para la temporada 2019-2020.

Por último, el CTA ha comunicado que suben dos colegiados a Primera: Valentín Pizarro (37 años, de Madrid) y César Soto Grado (39 años, La Rioja). Sustituyendo a Iglesias Villanueva, que desciende y se encargará del VAR, así como a Undiano Mallenco, que se retira.