Según ha explicado el director general, Antonio Fernández Monterrubio, el club se encuentra en una buena situación económica pese a lo ocurrido las últimas semanas

El aficionado granadino ya puede ver la luz al final del túnel tras un verano convulso. Después de la sanción impuesta por LaLiga al Granada por las irregularidades en la contratación de Adrián Ramos, el club, por medio de su director general Antonio Fernández Monterrubio ha comunicado esta mañana que la situación económica de los rojiblancos está en muy buenas condiciones, a pesar de seguir siendo uno de los presupuestos más bajos de la competición.

Durante la rueda de prensa de presentación de José Antonio Martínez, Monterrubio ha comentado que el límite salarial del equipo se ha aumentado en diez millones, seis si tenemos en cuenta la multa de LaLiga. Este dinero proviene de gestiones como la liberación de alguna de las fichas más pesadas, así como de diferentes acuerdos de patrocinio. El patrocinador principal, tal y como contamos en GranadaCFWeb, está cerca de anunciarse.

Con respecto al ‘caso Adrián Ramos’, el cafetero está más cerca de ver satisfecha la deuda que John Jiang mantiene con él y que le llevó a denunciar al mandatario chino. Además, según las informaciones de Deportes Cope Granada, el delantero colombiano habría perdonado 600.000€ de dicho adeudo.