A un día del primer partido de la temporada en casa, el estadio nazarí ya ha cumplido con las reformas previstas para esta temporada

Dos años han pasado desde el último partido de Liga Santander que vivió el Nuevo Los Cármenes. Desde entonces, el feudo rojiblanco ha visto a su equipo en todo tipo de situaciones, hasta que el pasado 4 de junio se confirmó que volvería a ser un estadio de Primera.

Eran varios los puntos que el Granada CF tenía que tocar en su hogar para cumplir con la normativa y adaptarse a la nueva categoría. Una de las reformas más esperadas por el aficionado era el pintado de los asientos; las sillas del graderío de Los Cármenes dejarán de lucir el antiguo color rosa desgastado para lucir de un rojo intenso personalizado para el Granada, según ha informado el club en el día de hoy. Cada butaca ha sido sometida a trabajos de lijado, decapado y aplicación de resinas 2K, que mantendrán cuidado el sitio de cada granadinista en el estadio. Diversos motivos referentes a la entidad nazarí, como el nombre y el año de fundación, decorarán las gradas de aquí en adelante.

Como parte de la adaptación a la normativa, tanto el césped como la iluminación han sido completamente renovados. A partir de ahora el Nuevo Los Cármenes está dotado de la tecnología apropiada para las nuevas retransmisiones en 4K de LaLiga. Por otra parte, el terreno de juego ha sido replantado, debido a una plaga de poa annua. Además, se ha renovado la subbase del pasto, que se encontraba contaminada también.

▷ Leer  Diego Martínez: "El equipo se rebela ante cualquier adversidad"

Nueva tienda oficial

Para la comodidad del aficionado se puso en funcionamiento la obra para la nueva tienda oficial del club, localizada en las antiguas taquillas del estadio. Sus más de 200 metros cuadrados construidos mejorarán la experiencia del aficionado a la hora de adquirir los productos oficiales del Granada CF