La Primera división comienza el primer fin de semana de septiembre con el «clásico» Barça vs Tacón.

Si bien el fútbol femenino está en auge, es necesario una organización que esté a la altura. La RFEF ha dado a conocer la nueva competición que sustituye a la, hasta ahora, Segunda División Nacional. Un proyecto que se planteó durante la temporada pasada y que busca mejorar el fútbol femenino acabando con las desigualdades entre los equipos y atraer un mayor número de anunciantes.

Esta idea se ha hecho realidad bajo el nombre de Reto Iberdrola, categoría que se divide en dos grupos (norte y sur) y que cuenta con 16 conjuntos en cada uno de ellos.

El calendario oficial muestra que la competición femenina arrancará el fin de semana del 7 y 8 de septiembre, la misma semana en la que lo hará la primera división.

Para lograr el ascenso, los campeones y segundos clasificados de norte y sur, disputarán una eliminatoria por sorteo. En cuanto al descenso, este lo ocuparán los 4 últimos equipos clasificados, 2 de cada grupo.

▷ Leer  Carlos Neva: "En nuestra mente solo está ganar al Atlético"

En el sur estará el Granada CF Femenino que ha iniciado su puesta a punto para este nuevo camino en el que debutará ante el CF Femenino Cáceres el domingo día 8 de septiembre.

La diferencia de nivel entre los conjuntos, la captación de nuevos patrocinadores y el objetivo de lograr la profesionalización, son algunos de los retos que marca esta nueva estructura de las ligas Iberdrola.

Con respecto a la máxima categoría también hay novedades, empezando por su nombre que se cambia a Primera Iberdrola. Además de varias peticiones, entre ellas: la presencia de una cuarta árbitra en los partidos, llevar el nombre de las jugadoras en las equipaciones, la aparición de una nueva competición como es la Supercopa de España y la obligación de exigir a los clubes que cuenten, como mínimo, con tres equipos de fútbol base.

Todo ello conforma una lista de demandas imprescindibles para hacer que el fútbol crezca en nuestro país y que la brecha de la desigualdad comience a cicatrizar en esta disciplina deportiva.