El técnico del Granada CF hace un profundo análisis del partido ante el Valladolid que acabó con reparto de puntos.

«Hemos tenido un muy mal inicio de partido, resbalones, imprecisiones, lo que nos hizo perder confianza en nuestro juego, y eso, lamentablemente, nos penaliza con el gol en contra, teniendo que remar a contra corriente», comenzaba relatando el técnico rojiblanco de forma auto crítica.

«Afortunadamente logramos rehacernos y avanzada la primera parte empezamos a elegir mejor, las circulaciones, meternos en campo rival, aunque aún nos faltaba precisión en los centros y un poquito más de claridad en el último tercio, pero por suerte conseguimos el gol», continuaba Martínez.

«En la segunda parte buscamos con Puertas entre líneas y con Darwin por fuera para que desbordara buscando el uno contra uno. El partido estaba igualado, costaba todo mucho y lamentablemente anularon el gol. Pero ellos también tuvieron oportunidades donde nos podían haber hecho daño, punto que hay que valorar». resumía Diego en un análisis exhaustivo del encuentro.

▷ Leer  Una victoria fruto de la conexión forjada a orillas del Ebro

Sin embargo, el técnico nazarí quiso dejar un mensaje esperanzador para finalizar: «En apenas dos días hemos vuelto a ser competitivos, ya van 6 partidos, hay jugadores que vamos incorporando poco a poco a la causa y creo que dentro de la igualdad y la dificultad del partido, además del punto, hay muchas lecturas positivas, me quedo con el rehacernos a ese mal inicio y volver ha mostrar una importante fuerza mental».