Gran triunfo del Granada sobre el Barcelona. Los rojiblancos son líderes momentáneos de Primera división

Gol de Azeez. Sí, es cierto, quizá sea raro empezar así una crónica y esto les ha cogido de improvisto, pero es que eso nos ha pasado a todos con el gol del bueno de Ramón. Apenas había comenzado el encuentro cuando un balón largo de Domingos Duarte lo embolsó Roberto Solado en tres cuartos de campo. El valenciano, al que la calidad le sobra se zafó de su marcador y habilitó a Antonio Puertas en la banda. Ahí empezó el baile del de Benahadux y terminó con un centro envenenado que Azeez remachó a gol.

Ahora sí, ya nos hemos acomodado en el asiento y estamos listos para ver de nuevo al Barça en Los Cármenes. Digamos que ahora comienza el partido, uno de los miles que, como Diego suele decir, hay que jugar dentro del choque principal. La cosa ahora cambia, pero no mucho, ahora toca resguardarse un poco más y la pelota empieza a coger color blaugrana, pero no importa. Aguarda el Granada, cómodo y compacto en su bloque, pero salivando con cada pelota, y ahí es donde el equipo del profeta Diego Martínez hace daño, mucho daño. Porque parece que no, que tienes el control, que el balón es tuyo, pero no. No porque Soldado, Puertas, Víctor Díaz…,bueno, el Granada en general, tiene hambre. Será por eso que Griezmann no da una, o que a Junior le tiemblan las piernas cada vez que lo encara Puertas.

Los nazaríes quieren la pelota, aunque por momentos les cuesta, y es que el Barça es muy bueno. Si algo tiene este equipo es que nunca pierde la concentración, y mucho menos la fe. Será por eso que la pelota que se le ha pasado por arriba a Yangel Herrera y se ha quedado Suárez prácticamente solo, la ha mandado Domingos, por lo menos, hasta un lugar de La Mancha de cuyo nombre, en este casi, sí que quiero acordarme – como para no querer, si de allí sacamos medio ascenso -.

Ya se ha cumplido la primera parte de este primer acto, Cuadra Fernández, el juez de todo este tinglado, parece no estar muy por la labor de castigar a los verdes, que a menudo abusan de la tela rojiblanca para conquistar el balón. Pero eso no amedrenta al Granada, que por medio de la sociedad Soldado-Machís continúa creando peligro a la muralla alemana del Barcelona. Malas noticias ahora, se acaba de lesionar, o eso parece, Montoro, que sale a la banda a recuperarse. Los de Valverde quieren, pero aerolíneas Germán es demasiado fiable, y Cuadra Fernández acaba de bajar el telón. A los vestuarios.

▷ Leer  Desde aquella tarde

Volvió el genio

Pues sí, así es. Ha vuelto el genio, y no solo ese pequeño y habilidoso, ese que destroza equipos con un toque. También ha vuelto el genio del Granada, que no es tangible, como Leo Messi, pero que implica a toda la unión de futbolistas que hoy podemos llamar EQUIPO, con mayúsculas. Así que cuando vienen mal dadas y Soldado y Machís se lesionan entran Vadillo y Carlos Fernández y la lucha sigue. Sigue hasta tal punto que hemos marcado otro. Cierto es que no ha estado exento de polémica. Bendito VAR, porque las manos de Vidal eran muy claras para todos menos para Cuadra Fernández.

Bueno, que me desvió; Ahí va Vadillo, silencio en la sala, por favor. El mago saca la varita y…gol. Música de percusión, incluso algo de viento, la voz atronadora de toda una grada llevando en bolandas al equipo. Estamos en el minuto 65 y el ruido de las chapas golpeando han dado paso al acordeón que es todo este equipo, ahora ya da igual que venga Messi o Ansu Fati. ¡Cómo lucha esta gente!

El partido ya está muriendo, el Barça lo sigue intentando y ahora con Arturo Vidal necesitamos más refuerzos. O no, porque está Ramón Azeez que lo cubre todo. Rui Silva mientras sigue a lo suyo, imposible meterle un gol; qué portero nos estábamos perdiendo hasta que llegó Diego.

Y hablando de Diego, ahora que ya está a punto de pitar el árbitro, vaya tela lo suyo, eh. Es anecdótico, como él dice, pero ahí tiene al Granada líder momentáneo de Primera división. Si es que el profeta ha convertido al Granada en mucho ‘Más que un club’.

Oye, por cierto, que Cuadra Fernández acaba de pitar el final, parece que le hemos ganado al Barça.