Los rojiblancos han marcado en cuatro ocasiones en saques de esquina

Ya se vio el año pasado en las jugadas gestionadas a balón parado cuando el Granada tan solo recibió dos goles en 42 partidos en Segunda división. Este tipo de jugadas abre un gran abanico de jugadas ensayadas para Diego Martínez. En la temporada 2017/18, sin el técnico gallego, el Granada encajó un total de un 46% de los goles recibidos en jugadas de balón parado; y tan solo marcó un 24%.

En la siguiente temporada en Segunda, el actual entrenador rojiblanco y sus jugadores se pusieron el mono de trabajo y bajaron esas estadística drásticamente. Los de Diego Martínez tan solo recibieron un total del 29% de los goles en jugadas de balón parado, ninguno de ellos de córner. También se produjo un gran incremento de los goles a favor en este tipo de jugadas, con un 38%; 9 de ellos desde el saque de esquina. Unos números que le otorgaron a los rojiblancos la posibilidad de conseguir el ansiado ascenso a Primera división.

En las 8 jornadas que actualmente llevamos de liga los números en jugadas ensayadas de balón parado son impresionantes. Villarreal CF, por medio de Soldado y Puertas; RC Celta por medio de Germán; y Real Madrid por Duarte; ya han sufrido el castigo de las jugadas ensayadas de Diego Martínez. 4 goles desde el saque de esquina en 8 jornadas, con un total de un 42% de los goles a favor mediante balón parado y tan solo un 17% en contra. Unos números que avalan el trabajo del entrenador rojiblanco y sus jugadores.

▷ Leer  El Granada Femenino estrena temporada ante La Solana