Derrota de los de Diego Martínez ante el Real Madrid fruto de un comienzo de partido lleno de contratiempos que se desequilibró con un tempranero gol de Benzema en el minuto 2

Iba a empezar esta crónica como de costumbre cada vez que el Granada visita el Santiago Bernabéu. Los rojiblancos, desquiciados, incapaces de hacerle ni cosquillas al eterno campeón de Europa, pero los de Diego Martínez son capaces de destrozar cualquier análisis en base a su creencia. La que este sábado les ha permitido encerrar al Real Madrid en el descuento, aunque llegaron a ir perdiendo por tres goles a cero.

Porque la verdad es que la tarde no pudo empezar peor. Recordando viejos fantasmas rojiblancos, a los dos minutos Benzema ya había alojado un balón en la meta de Rui Silva y los más agoreros granadinistas ya se imaginaban contando goles en contra. Con razón, porque el que hoy tenía que llevar la brújula, Montoro, se averió segundos después dando entrada a un Gonalons que no se imaginaba acabar su pretemporada de forma tan abrupta.

Adornar los méritos del Granada en la primera parte sería injusto porque, como reconoció Diego Martínez después en rueda de prensa, lo único positivo que logró el equipo fue su capacidad de resistencia. El Real Madrid, con Valverde como eje en el centro, se sintió cómodo durante toda la primera mitad y los granadinos solo podían despejar balones. Homenajeando a Zidane y sus ganas de “mandar el balón a tomar por saco”.

Con los merengues crecidos y creyendo que estaban en otra temporada, en alguna de aquellas en las que ganaban sin despeinarse, Hazard pensó que hoy sería buen día para estrenarse como goleador en partido oficial y al filo del descanso destrozó los sueños rojiblancos con un gran gol de vaselina. No parecía una buena tarde para creer en los milagros, pero la fe es de los que creen y este Granada visita cada año a la Virgen de las Angustias por algo.

Así la segunda parte tuvo un guion totalmente inesperado. Pese a que Modric recordó que sabe disparar desde fuera del área y que ni el mejor Rui Silva es capaz de frenarle, el tres a cero lejos estuvo de cerrar el partido, aunque lo parecía. Ya sin nada que perder y minutos después de que Diego Martínez cambiase su 4-2-3-1 por un esquema con dos puntas, el partido comenzó a equilibrarse.

Ayudó lo ocurrido gracias a la presión alta de los de Martínez que de la nada lograron un penalti en el minuto 67 provocado por Areola que se encontró con la pierna izquierda de Carlos Fernández que pasaba por allí. Y Machís, que es un tipo al que educaron bien, no quiso desaprovechar el regalo para marcar el tres a uno y recortar distancias. El gol animó al equipo y a la afición visitante que comenzó a corear como si de Los Cármenes se tratara. Porque las penas con botes son menos penas. En esas casi logra el segundo Germán tras rematar una falta.

▷ Leer  Nehuén Pérez: "Esta experiencia me va a servir mucho para crecer como jugador"

Un minuto después, Domingos Duarte puso el miedo en el cuerpo de los madridistas al hacerle el tres a dos. Casi irreal. Tras el segundo, el Granada se lo creyó y fue a buscar el empate con la misma ilusión con la que gritaban sus aficionados un “sí se puede” en pleno Madrid. Y lo cierto es que a punto estuvo de salirle bien. Los blancos casi pedían la hora y los granadinos estaban soñando con emular lo sucedido ante el Villarreal, pero en su versión más difícil todavía.

Sin ánimo de desmerecer al submarino amarillo, su máximo logro continental fueron unas semifinales de Champions, la competición en la que el Real Madrid ha levantado 13 trofeos. Y eso acabó notándose en el Bernabéu cuando a punto de acabar el partido, un contragolpe de los de Zidane brindó el cuarto gol a James que se quitó la camiseta y engrandeció con su gesto a un Granada que acabó soñando en pleno Chamartín. Habrá revancha algún día. Seguro.

Ficha técnica:

Real Madrid [4]: Areola, Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Odriozola, Casemiro, Valverde, Kroos (Modric 34’), Hazard (Isco 69’), Bale (James 82’) y Benzema

Granada [2]: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Duarte, Carlos Neva, Yangel Herrera, Montoro (Gonalons 5’), Azeez (Vadillo 50’), Machís, Puertas y Soldado (Carlos Fernández 63’)

Goles: 1-0 Benzema (2’), 2-0 Hazard (45’+), 3-0 Modric (61’), Machís 3-1 (68’), 3-2 Duarte (77’), James (90’+)

Árbitro: Santiago Jaime Latre (colegio aragonés) amonestó con amarilla a Casmiro (42’), Germán (53’), Carvajal (53’), Soldado (55’), Areola (67’), Yangel Herrera (71’), Duarte (73’) y James (90’+). Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada del campeonato nacional de Liga en Primera división. Estadio Santiago Bernabéu con la presencia de alrededor de 1.000 aficionados del Granada. Los rojiblancos llegaban segundos con opciones de liderato si vencían al Real Madrid.