El conjunto rojiblanco consigue la victoria ante el CA Osasuna, recuperando el segundo puesto en la clasificación.

Granada tenía hambre de partido, el parón liguero había sido demasiado largo para una afición que le había cogido el gusto a posicionarse en la zona alta de la tabla y el Osasuna iba a ser su próxima presa.

El conjunto rojiblanco salía al campo marcando su reconocido estilo de juego, con la alta intensidad que lleva demostrando en los últimos encuentros. Ese esfuerzo defensivo lograba que Antonio Puertas tuviese el primer acercamiento a puerta rival, tras robar un buen balón que, mediante conducción, internaba dentro del área, pero que le arrebatarían en el último momento por el abuso de regates ante la defensa rival.

El Osasuna planteaba un partido serio queriendo hacerse con el dominio del balón, en esa insistencia, sacaba una falta a Yangel Herrera, acción en la que Roberto Torres pondría entre las cuerdas a Rui Silva, rematando un balón aéreo de forma poco ortodoxa y que acabaría atajando el guardameta.

Los jugadores de Diego tomaban el control del juego, volcándose en la banda de Vadillo y subiendo con valentía hacia zona rival. Yangel Herrera se iría al suelo tras recibir una fuerte entrada del defensa rival, acción que el árbitro no señalaría, a pesar de la incredulidad de los asistentes.

El partido tomaba un poco de pausa mientras el balón buscaba de nuevo dueño. Mientras tanto, Álvaro Vadillo colocaba un balón aéreo desde la banda derecha buscando al cabeceador por excelencia, Roberto Soldado, un centro que sería demasiado largo acabando en la línea de banda.

El Granada se encontraba cómodo, triangulando de forma eficaz y buscando crear jugadas de forma insistente por el lateral izquierdo, mediante centros de Carlos Neva, aunque estos no encontraban un rematador claro.

Los rojillos se iban haciendo al campo y empezaban a despertar provocando los fallos de la defensa nazarí que entregaban el esférico directamente al delantero rival, Brando, que sin pensarlo enganchaba el balón desde fuera del área, un disparo que se iba muy cerca del lado derecho de la portería de Rui Silva.

El balón empezaba a quemar en los pies del Granada que perdía rápidamente la posesión. Mientras el Osasuna cogía protagonismo buscando el juego por la banda derecha, pero fallando en los pases.

El Osasuna tendría la más clara de la primera parte tras una pérdida del conjunto rojiblanco que acababa en los pies de Brandon, encontrándose de cara a la portería, sin embargo, el delantero estaba acompañado de la locomotora Domingos Duarte que se iría al césped para arrebatare de los pies la pelota, un balón que acabaría encontrándose a Darko que ya estaba armando la pierna para sacar un disparo que se toparía con un Rui Silva que se hacía enorme en portería para ganarle la partida al atacante.

Los rojillos ganaban confianza y Brandom llevaba la batuta para hacer daño por las bandas y poner a prueba la defensa del Granada que se mantenía fuerte, aunque sin lograr alejar el peligro de su área.

El Osasuna era el equipo más cercano a abrir la lata, pero el fútbol es caprichoso y más aún cuando tienes delante a uno de los equipos más goleadores de la liga. Vadillo, como si tuviese un guante en el pie, colocaba, a balón parado, un centro que cabeceaba magistralmente Duarte para poner el 1 a 0 en el marcador y levantar a la afición de sus asientos de forma unísona.

El partido se ponía de cara para los locales y Carlos Fernández pondría de nuevo a prueba a Rubén con un remate de cabeza que se iría por arriba de la portería.

▷ Leer  Diego Martínez: "Queremos seguir ganando partidos"

El Osasuna intentaba reaccionar y meterse en el partido, a través de una buena ocasión que tendría Chymo que disparaba desde la línea del área, balón que se encontraría al incansable Duarte.

El encuentro se iba al descanso dando paso a una segunda parte muy intensa y disputada, con todo por decidir.

El Osasuna tenía 45 minutos por delante para darle la vuelta al encuentro, mientras que el Granada sabía que otro tanto sería necesario para la tranquilidad del equipo.

Ambos conjuntos batallaban por el balón sin mucho éxito, hasta que Vadillo, una de las figuras clave del encuentro, daba vida al partido tras un tiro desde casa que rozaba la portería rival.

De nuevo, el Granada trabajaba para romper las líneas del Osasuna y Vadillo, como si de una autopista se tratase, conducía por la banda derecha para ponerle un balón muerto a Carlos Férnandez que, pasado de frenada, no pudo rematar, lamentándose en el suelo por el fallo que hubiera puesto tierra de por medio.

Roberto Torres, ya fuese por inteligencia o desesperación, mandaba desde el centro del campo un cañonazo a la portería de Rui Silva tras verlo adelantado, buscaba con gran intención la red, pero el guardameta nazarí, avispado como siempre, llegaba en el momento justo para despejarla.

El equipo visitante no iba a conformarse con el resultado y Nacho encararía por la banda para centrar un buen balón a Aridane que le pegaba con fuerza para irse por línea de fondo.

El Granada armaba los contraataques liderados por Carlos Fernández que era derribado dando una gran oportunidad a Machís para lanzar una falta que iría a las manos de Rubén.

Minuto 80 y los rojiblancos buscaban a Machís para disputar todos los balones y poder ganarle la partida a los defensores rivales, visiblemente cansados.

Diego Martínez sacaba toda la caballería con Ramos para los últimos minutos del partido. El Granada avanzaba metros y recuperaba la pelota en la zona alta pero no lograba conectar con los rematadores.

El Osasuna impaciente por el poco tiempo que quedaba, mandaba el balón arriba para sacar alguna ocasión, pero la defensa nazarí, despejaba todo lo que llegaba de forma contundente.

El banquillo de Diego se ponía de pie pidiendo el final del partido junto a la afición y Estrada Fernández señalaba el final del encuentro, dando la victoria al conjunto rojiblanco.

El Granada dejaba en casa los tres puntos, recuperando la segunda posición en la tabla y soñando, una vez más, en puestos de campeones. El próximo encuentro será ante el Bétis en Los Cármenes el domingo día 27.

Ficha técnica

Granada CF: Rui Silva, Gonalons, Martínez, Vadillo (Machís 66′), Soldado (Azeez 58′), Antonio Puertas, Carlos Neva, Víctor Díaz, Yangel Herrera, Domingos Duarte, Carlos Fernández (Ramos 85′).

CA Osasuna: Rubén, Nacho Vidal, Oier (Fran Merida 60′), Chimy Avila, Roberto Torres, Brandon, Roncaglia, Darko, Aridane, Jon Moncayola, Estupiñan.

Goles: Domingos Duarte (1-0; 37′)