Una de las más gratas sorpresas del Granada este año atendió a GranadaCFWeb para hacer un repaso tanto a su trayectoria como al momento acutal del equipo nazarí

Con algo de prisa, pero con mucha amabilidad. Así llega a nuestra cita con él Carlos Neva. De 23 años y natural de El Puerto de Santamaría, el joven lateral nos cuenta algunas de sus vivencias en esto del fútbol, por ejemplo su paso por la cantera del Madrid, el difícil momento del Recreativo el pasado año y cómo Diego Martínez supuso de algún modo hace ya tiempo un punto de inflexión en su carrera.

Pregunta: Estás siendo el jugador revelación del equipo revelación. Uno de los más destacados del equipo sin tener, a priori, ese estatus. ¿Cómo se gestiona esa situación?

Respuesta: Yo a lo único que me dedico es a trabajar, a seguir creciendo y mejorando como futbolista aportando lo máximo al equipo, y si puedo tener la suerte de seguir contando con minutos hacerlo al máximo nivel.

P: ¿Esperabas pasar al primer equipo cuando te llamaron para la pretemporada?

R: Yo confiaba en mí, pero sí es verdad que la situación era complicada porque Quini había acabado jugando de lateral izquierdo, desde el club se buscaba otro lateral, estaba Álex que es un gran jugador… Pero bueno, una vez que me dicen que hago la pretemporada con el primer equipo yo echo mis botas a la maleta y a competir al máximo como uno más. Ya puestos a ir a la pretemporada, ¿por qué no cumplir el sueño de jugar en Primera división?

P: Este año todo va bien, pero la pasada temporada fue complicada en el Recreativo. Por suerte al final todo acabó bien con la permanencia y tu debut en Segunda…

R: Sí es verdad que viví una situación bastante extraña, pues semana a semana entrenaba con el primer equipo y se veía una dinámica muy positiva puesto que estábamos en ascenso directo y después te encontrabas con una situación más complicada porque en el Recreativo llevábamos una dinámica un poco mala y había que salir, pero salió todo bien. El Recreativo se salvó en la última jornada, celebrándolo con aficionados que se desplazaron allí y el primer equipo consiguió una gesta histórica.

P: Tu debut en Primera llega contra el Barça. ¿Qué se le pasa a uno por la cabeza cuando ve que va a jugar ese partido?

R: Sí es cierto que sientes un poco de nerviosismo al principio, pero cuando saltas al campo estás haciendo lo que llevas haciendo desde que eres un crío, además acompañado del grupo humano y de futbolistas que tenía al lado es mucho más fácil. Fue una alegría inmensa. Como ya he dicho, solo había que hacer lo que había hecho durante mucho tiempo.

P: Aquel día Messi era duda. ¿Preferías que jugara o eras de los que le aconsejábamos reposo?

▷ Leer  Una victoria para respirar (3-0)

R: (Sonríe) Una vez que me dijeron que iba a jugar lo único en lo que pensaba era poder hacerlo al mejor nivel posible. Aunque jugó en la segunda parte y tuve la suerte de poder enfrentarme a él y ganar el partido, sí es verdad que tocó Carles Pérez que también es un excelente futbolista. En el Barcelona son todos futbolistas de clase mundial.

Carlos Neva durante la entrevista. Foto: Ana Miñón Rada.

P: Al igual que Roberto Soldado, pasaste por la cantera del Real Madrid. ¿Cómo fue esa experiencia?

R: Rober estuvo más tiempo, llegó a debutar en el primer equipo. Lo mío fue un periodo de formación corto, pues llegué allí siendo un niño, con 16 años. Jugué el primer año y al pasar a División de Honor se me comenta que no van a contar conmigo y tengo que desplazarme a Sevilla para seguir formándome. Sí que es verdad que me valió para crecer como persona puesto que era la primera vez que salía de casa.

P: Real Madrid, Sevilla y luego Marbella. Después de pasar por dos de las canteras más prestigiosas del futbol español, ¿ir a Marbella era una oportunidad o un golpe a tu carrera?

R:Ese año dio la casualidad que el Sevilla Atlético de Diego Martínez ascendió a Segunda y en ese grupo no tenía hueco. Yo jugaba en Tercera con el Sevilla C y creo que el paso al Marbella fue hacia delante, puesto que quería formarme en Segunda B.

P: Después llega el Granada y te encuentras con Pedro Morilla primero y David Tenorio después. Sin embargo, es Diego Martínez quien te hace debutar en Segunda y ahora en Primera. ¿Qué significa su figura en la carrera de Carlos Neva?

R:Yo tengo una historia más larga con Diego de lo que parece o de lo que la gente sabe, puesto que ya trabajé con él en Sevilla la pretemporada que subió el equipo a Segunda. Entonces no tenía los valores tanto personales como futbolísticos que le encajaban a él. Me marqué el propósito de crecer como persona, de madurar tanto futbolísticamente como personalmente y ha dado sus frutos, ya que he conseguido llegar al fútbol de élite.

P: El equipo está a un nivel muy alto, ¿cuál crees que es el techo de este Granada?

R: Ahora mismo, ganarle al Atlético de Madrid, que es lo que nos planteamos todos. Ahora tenemos tres días de descanso y a partir del lunes por la tarde, la mente puesta en ganarle al equipo madrileño y conseguir otros tres puntos.

P: Por último, hemos hablado del pasado y del presente, pero ¿cuáles son tus expectativas para el futuro?

R:Seguir creciendo como futbolista, seguir formándome como persona hasta llegar al techo, que ojalá no lo alcance nunca y siempre tenga margen de mejora. Eso me hará que me exija más y más. Con el tiempo se verá hasta dónde puedo llegar.