Getty

El técnico rojiblanco sufrió su segunda expulsión desde que ocupa el banquillo rojiblanco

El partido de ayer pasó factura al Granada CF. El colegiado catalán Medié Jiménez se encargó de que toda mínima protesta rojiblanca fuese un festival de tarjetas amarillas. La complejidad del partido hizo a Diego Martínez sacar su lado de futbolista, y al igual que sus jugadores, se unía a la protesta cuando consideraba injusta alguna decisión arbitral.

Por ello, el entrenador rojiblanco fue expulsado en el minuto 64, cuando el Atlético ya iba por delante en el marcador. Según el acta arbitral, Diego Martínez por «protestar de forma reiterada decisiones arbitrales mediante gestos, siendo advertido con anterioridad». Con esta expulsión, Diego Martínez no se podrá sentar en el banquillo contra el Athletic Club, donde el segundo entrenador Raúl Espínola, será el que ocupará su sitio.

Es la segunda vez que el técnico gallego ve la roja al frente del banquillo nazarí. La primera fue en el partido contra el CD Numancia en Los Cármenes el año pasado, cuando Diego Martínez y el entrenador visitante López Garai se vieron envueltos en una tangana al final del partido y el colegiado expulsó a ambos.