Volvió el Granada al mundo ‘Real’. No pudieron puntuar los nazaríes en la visita de la Real Sociedad, que se llevó el botín de Los Cármenes merced a dos errores rojiblancos en la salida de balón.

Volvía a sonar otra noche más el «Bienvenidos» de Miguel Ríos en el estadio del Granada. La afición abarrotaba de nuevo el templo para darle calor a su equipo tras una dura derrota en el partido intersemanal. Enfrente estaba la Real Sociedad, un equipo que, de no ser por la intromisión de los nazaríes, podría ser perfectamente el equipo revelación de la Liga. Y es que argumentos no le faltan a un equipo que desde el inicio de partido mostró a los locales lo duro que iba a ser sacar algo positivo.

Lo intentó bastante al principio Portu, que a la postre sería el hombre clave para el conjunto txuriurdin. En vista del potencial del rival, el Granada volvió a ponerse el mono de trabajo y se sacudió la presión que la Real estaba ejerciendo como mejor sabe hacer, transitando rápidamente. Yangel asustó a Remiro, que parecía saber que este Granada te mata cuando menos te lo esperas. Antes de que el venezolano lo pusiera a prueba, el meta realista había estado realizando ejercicios de activación que continuaron durante todo el partido.

A los veinte minutos, Portu aprovechó la pérdida de Carlos Fernández en el centro del campo y batió a Rui Silva por segunda vez esta temporada en Los Cármenes. No se vino abajo el Granada, que rápido activó la vía Vadillo. El de Puerto Real avisó primero con un disparo con más intención que potencia y con caricias de exterior desde la banda que Le Normand despejó no sin problemas. El mago no es de perdonar mucho, y tras esas muestras, sacó el conejo de la chistera una vez más. Bueno, esta vez lo metió, con un latigazo desde larga distancia en una falta botada con maestría. También es cierto que Remiro, que llevaba treinta y cinco minutos manteniéndose activo para ocasiones como esa, no estuvo nada fino.

La primera parte pereció prácticamente con una acción que define a la perfección lo que había ocurrido sobre el terreno de juego, cuando el ímpetu de Víctor Díaz por lanzar un centro noqueó por completo a Oyarzabal, que acudía a taponarlo. El Granada había dejado en shock a la Real.

▷ Leer  Diego Martínez: "Los veinte puntos son muy buenos, pero queremos romper la mala dinámica"

Todo por decidir

Los segundos cuarenta y cinco minutos del partido pueden ser, probablemente, los más abiertos y disputados del Granada en esta temporada. Alguacil, consciente del potencial de sus jugadores de calidad, tuvo que ver cómo tanto Portu como Oyarzabal eran contenidos una y otra vez por una defensa que estuvo inconmensurable durante gran parte del partido. Especial mención al despliegue de Duarte y Germán Sánchez que lo cortaron prácticamente todo y de Carlos Neva, que anuló a Portu cada vez que lo encaró.

Puertas dio el relevo a Machís a la hora de partido y el Granada perdió presencia en el frente de ataque. Pese al gran partido que estaba haciendo el almeriense, las fuerzas aún siguen justas tras su lesión. El mejor tramo de partido de los rojiblancos pudo ser el que comprende los primeros treinta minutos desde la reanudación, y es que la presión nazarí fue excepcional. Especialmente buena fue la de Ramón Azeez en un balón llovido en el que se adelantó a Llorente. No estuvo la suerte esta vez del lado del Granada y el pase del nigeriano no conectó con Machís.

Portu, protagonista del partido, no pudo soportar el marcaje de un Carlos Neva que lo redujo al máximo y cambió el flanco, mudándose a la izquierda, donde conoció a su nueva pareja de baile Víctor Díaz. La entrada de Isak y Januzaj imprimió velocidad al ataque txuriurdin y ahí el extremo murciano disfruta muchísimo. Quini había entrado también para contenerlo y todo parecía ir bien.

Los fantasmas del Halloween pasado en Getafe aún no habían desaparecido del todo y cuando el partido ya moría, una pérdida de Machís propició una jugada muy parecida a la del primer gol de la Real. Portu definió con clase ante la salida de Rui Silva y selló la cuarta derrota de la temporada, la segunda de manera consecutiva. Una derrota que baja a la realidad a más de uno.

Ficha técnica

Granada CF: Rui Silva; Victor Díaz, Duarte, Germán, Neva; Eteki (70′, Vico), Yangel, Azeez; Puertas (58′, Machís), Vadillo (84′, Quni), Carlos Fdez.

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Llorente, Le Normand, Monreal; Merino, Zubeldia, Sangalli (84′ Januzaj); Oyarzabal, Portu y Willian José (66′, Isak).

Goles: 0-1, min. 20 Portu; 1-1, min. 35 Vadillo; 1-2, min 88. Portu.