El centrocampista cordobés disputó los últimos veinte minutos después de que se lesionara en la jornada 4 contra el Celta de Vigo

Para visualizar el último partido en el que Fede Vico se esnfundó la elástica rojiblanca, hay que remontarse mes y medio atrás, más concretamente, al 15 de septiembre. Aquel día, el Granada se enfrentaba en Balaídos al Celta de Vigo en la jornada 4 -la cual supuso una clara victoria de los rojiblancos por 0-2.

Justo antes del descanso hubo una cara y una cruz en la moneda nazarí. La cruz la reflejó la lesión de Fede Vico, que tuvo que ser cambiado inmediatamente por Carlos Fernández. La cara, que justo después del cambio, Germán cabeceaba a gol para poner el 0-1 antes del descanso. Una vez ya en el descanso, las cámaras de Movistar La Liga captaron al centrocampista cordobés muy afectado, incluso dejando escapar alguna lágrima. Esto hizo saltar las alarmas en el conjunto rojiblanco y se llegó a pensar que Vico se pudo romper el tendón y perderse gran parte de la temporada.

Días después, las pruebas médicas descartaron cualquier duda sobre la posible larga duración de esta lesión al tratarse de una rotura parcial en la fascia plantar de su pie izquierdo. En el día de hoy, Fede Vico volvió a disfrutar de 20 minutos en un partido en el que los nazaríes sucumbieron a la Real Sociedad por 1-2 en el último suspiro.