El conjunto de Diego Martínez encadenó ayer su segunda derrota consecutiva en La Liga

Cara y cruz. El fútbol se trata de eso, y ayer al Granada le salió cruz con un gol de Portu en el minuto 89. Con dos errores puntuales en los goles, los rojiblancos encadenan ya dos derrotas consecutivas, la de Getafe el jueves (3-1), y la de ayer ante la Real Sociedad (1-2), en un partido donde ambos equipos daban casi por hecho el empate.

El caso es que perder dos partidos seguidos se antoja raro para la parroquia rojiblanca, ya que esto no ocurría desde hace nueve meses, más concretamente, en las jornadas 24 y 25 de La Liga 123, cuando el Granada cayó derrotado en el Sadar por 1-0, y una semana más tarde, el Dépor se llevaba los tres puntos del Zaidín por la mínima. A partir de ahí, los pupilos de Diego Martínez no volvieron a encadenar dos derrotas seguidas hasta el día de ayer, una derrota que supuso también tumbar una gran racha de 4 partidos sin perder como local.

Tres puntos de nueve posibles en una semana muy complicada para el Granada por la carga de partidos, ya que se han disputado tres partidos en siete días; esto hizo también que el entrenador gallego tuviera que rotar en Getafe y el cansancio pudo hacer mella en algunos jugadores en el día de ayer. No obstante, los rojiblancos siguen en lo más alto de la clasificación, en la sexta posición, y la semana que viene tienen un nuevo reto en Mestalla frente al Valencia.