Las de Roberto Valverde perdieron la ventaja conseguida en el primer tiempo y desaprovechan el pinchazo del Santa Teresa frente al Villareal

Tarde aciaga para el Granada Femenino en su visita al Alhama, siguiendo así la línea de este fin de semana de los equipos rojiblancos. Las jugadoras nazaríes llegaron a Guadalentín sabedoras del pinchazo del Santa Teresa de Badajoz contra el Villareal, resultado que les permitía acortar distancias con las posiciones de ascenso en caso de victoria.

Con mucha intensidad en los primeros compases, las futbolistas locales presionaron la salida del Granada, que tardó en adaptarse. La primera ocasión granadinista llegó a los veinte minutos con un buen remate de Yurena que estuvo cerca de acabar en las redes de la meta alhameña.

El Alhama no tardó en contraatacar con una falta peligrosa de Elena que María atajó en una gran intervención. Siguiendo el ejemplo de sus homólogos masculinos, la solución a los problemas del equipo rojiblanco llegó desde el banderín de córner en el minuto 36 de partido, subiendo el primer gol al luminoso. Al borde del descanso Laura Pérez estuvo a punto de aumentar la ventaja.

▷ Leer  Diego Martínez: "Necesitamos de todos en todo momento"

Sin embargo, a la vuelta del descanso, diez minutos tiraron por tierra el esfuerzo del Granada CF. Dos goles en los minutos 50 y 60 pusieron el encuentro cuesta arriba para las de Roberto Valverde.

Los goles noquearon al Granada que tardó en reaccionar. A falta de veinte para el final Lauri estrelló un balón en la madera. Siguieron intentándolo las rojiblancas que no pudieron nivelar el marcador.

El cuadro nazarí pone fin de esta manera a un buen año y espera ya la visita del Pozoalbense en el primer partido de 2020.