Piña para celebrar el segundo gol en Vigo. Foto: Pepe Villoslada/GCF

Un repaso a un año que quedará para siempre en la retina de la afición rojiblanca. En esta segunda parte, el retorno a Primera hasta el día de hoy

Se preveía un año apasionante en la Ciudad de La Alhambra tras la vuelta del Granada CF a Primera división. El FC Barcelona, Real Madrid, Atlético, Sevilla… Todos ellos volverán a visitar el feudo del Zaidín tras dos complejos años en Segunda. 

Los fichajes enganchan a la afición

La entidad nazarí tenía como objetivo prioritario mantener el bloque que tantos éxitos cosechó la temporada anterior en la categoría de plata. Se resecaron jugadores como Martínez -cedido-, y Fede Vico -en propiedad-. Otros como Pozo y San Emeterio no pudieron regresar a Granada, ya que sus entrenadores contaban con ellos. 

El conjunto rojiblanco realizó un total de once fichajes, con nombres muy ilusionantes para la afición como los veteranos Soldado y Gonalons, la polivalencia de Duarte o gratas sorpresas como la vuelta de Machís, así como el ascenso de Carlos Neva a la primera plantilla del equipo. 

Empachera de goles para empezar

Así se resume el encuentro que disputaron Villarreal y Granada en la jornada 1. Los rojiblancos supieron sobreponerse a las adversidades y el partido terminó con un sorprendente 4-4, llegando a ir dos goles por debajo en el luminoso. 

Derrota en casa contra el Sevilla y racha de 5 partidos sin perder

Tras ese duro palo de la derrota en Los Cármenes frente al conjunto hispalense, los de Diego Martínez volvieron a demostrar que nada había cambiado respecto a Segunda. Seguía intacta esa capacidad de levantarse tras una caída, y el Granada solventó sin problemas los dos partidos seguidos lejos de Los Cármenes: primero en Cornellá frente al Espanyol (0-3), y posteriormente en Vigo frente al Celta (0-2). 

La sombra del ‘matagigantes’ sobrevoló el barrio del Zaidín un 21 de septiembre. David venció a Goliat y el Granada conseguía tumbar ‘todopoderoso’ FC Barcelona de Leo Messi con un 2-0; goles de Azeez y Vadillo desde los once metros. 

Apenas tres días después, los rojiblancos salvaron los muebles en el José Zorrila, donde se arañó un punto gracias a un gol de Carlos Fernández. La racha sin perder seguía su cauce, y la semana siguiente se consiguieron otros tres puntos frente a un rival directo, el Leganés. 

▷ Leer  El Granada CF saca a la venta la camiseta de la UEFA

El Granada se jugó el liderato con el Real Madrid en el Bernabéu

Quién lo iba a decir. Pocos meses después de lograr medio ascenso en Albacete, los de Diego Martínez se ganaron el premio de poder disputar el liderato a todo un Real Madrid en el templo blanco. Este hecho anecdótico produjo que la afición rojiblanca se desplazara en marea hasta la capital de España. El partido se puso cuesta arriba desde bien temprano, tras el gol de Benzema a los pocos minutos y la lesión de Montoro. 3-0 se pusieron los madridistas en el marcador, pero los nazaríes no habían dicho la última palabra y en apenas dos minutos recortaron distancias con goles de Machís y Duarte, consiguiendo meter el miedo en el cuerpo a la afición merengue; aunque la faena la remató en el último minuto James Rodríguez. 

Líderes de Primera 46 años después 

Las dos victorias consecutivas en casa frente a Osasuna y Betis -ambas por la mínima-, y la suspensión del Clásico por los graves disturbios en Cataluña, -lo cual provocó que culés y madridistas tuvieran un partido menos- hizo que el Granada se asentara en lo más alto de la clasificación casi medio siglo después

4 puntos de 24 posibles

Actualmente, los pupilos de Diego Martínez se encuentran inmersos en una mini crisis de resultados, ya que tan solo ha ganado un partido de los últimos ocho disputados. Si bien es cierto que el Atlético de Madrid no consiguió sacar los tres puntos de Los Cármenes. 

Esta racha era predecible en Primera, en algún momento tenía que llegar, aunque los rojiblancos terminan el año en decimoprimera posición, a mitad de tabla; a seis de puestos europeos y a diez de las posiciones de descenso. 

Finaliza así un año que el Granada CF escribió con letras de oro en una de las páginas más bonitas de su historia. Veremos qué nos depara 2020…