Pedro Morilla se encuentra atrapado en Wuhan en buen estado. José González, que trabaja también en la ciudad china, se encontraba fuera debido a un desplazamiento de su equipo días antes, aunque ya ha vuelto a España

El coronavirus y su temor a propagarse ha obligado al gobierno chino a cerrar todo tipo de vías de contagio, dejando así varias ciudades incomunicadas como Wuhan, ‘zona cero’ de este maligno patógeno; y es que ya son 56 los fallecidos y 1.975 los contagiados por el virus.

De alguna manera, el coronavirus ha querido cebarse con dos ex entrenadores rojiblancos, Pedro Morilla y José González. El primero de ellos entrenó al Granada en la campaña 2017/18. Ahora, Morilla es el director deportivo del Wuhan Shangwen Three Towns. El sevillano está dentro de la zona de cuarentena, aunque en buen estado. En declaraciones a El Confidencial, el exentrenador rojiblanco explica que «Nos han recomendado no salir de casa porque van a desinfectar la ciudad«. Morilla manda un mensaje tranquilizador a través de la red social Twitter: «Para todos los que estáis preocupados por la situación, daros las gracias. Estamos a día de hoy bien, preocupados como es lógico y esperando noticias«, expresa.

Más suerte es la que ha tenido José González, que consiguió la salvación con el conjunto rojiblanco la temporada 2015/16, en aquel histórico e inolvidable partido en el Ramón Sánchez-Pizjuán frente al Sevilla, donde el Granada venció por 1-4. El gaditano entrena actualmente al Wuhan Zall FC, equipo de la ciudad del epicentro del virus. Afortunadamente, González se encontraba fuera de Wuhan con su equipo de pretemporada, por lo que han eludido el aislamiento de la ciudad china. El exrojiblanco ya está en España después de llegar de Guangzhou. En su llegada al aeropuerto de Sevilla, el gaditano aseguró en Antena 3 que «el ambiente es difícil, todos están consternados». Además, añade que «han aislado a 33 millones de personas y creo que las cosas están controladas. No hemos tenido sensación de peligro«.

▷ Leer  El Granada por fin dio en el blanco

Su equipo tiene previsto regresar a Wuhan el 14 de febrero, tras una pretemporada en el sur de España, para cuando para entonces, la situación pueda haber cambiado respecto a la alerta actual.