El técnico del Granada, Diego Martínez, ha valorado la derrota del equipo ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Martínez ha evitado excusarse en la Copa del Rey como motivo por el que el equipo haya podido perder por cansancio. «No pongo nunca excusas y no las voy a poner hoy», ha recalcado. Además, sobre la jugada polémica del VAR, para el entrenador nazarí, «es una acción que justo por el momento en que fue si se hubiese materializado habría sido muy importante”.

Martínez ha recordado que “este campo siempre es difícil», no obstante, según su criterio «hemos cometido más errores de los habituales”. De hecho, uno de ellos de Machís ha dado pie al segundo gol sevillista, que para el entrenador rojiblanco ha resultado ser clave. “El dos a cero nos hace mucho daño y viene de un error claro de una conducción hacia dentro que no tiene mucho sentido”.

▷ Leer  González Fuertes arbitrará el Granada-Sevilla

El entrenador del Granada mantiene los pies en el suelo: «Tenemos que tener muy claro qué tipo de equipo somos, no es nada fácil equilibrar ante equipos de este nivel”. De igual modo, Martínez cree que «últimamente no tenemos mucha suerte» pese a que en “la segunda parte con el cambio de sistema tuvimos mejores sensaciones, pero nos falta que las acciones adquieran peligro”.