Imagen del partido de ida entre el Recreativo Granada y el San Fernando. Foto: GCF/Pepe Villoslada

Los rojiblancos remontan el partido y consiguen un triunfo en el último minuto

Visitaba hoy el Recreativo Granada tierras gaditanas para enfrentarse al San Fernando CD. Los rojiblancos visitaban el estadio Iberoamericano con el objetivo de pelear los puntos e intentar salir de esa depresión en la que se encontraba el filial granadinista en los últimos partidos. Finalmente y tras unos últimos quince minutos de locos, el filial rugió en la Isla de León.

Desde el principio se vio a un Recreativo con una cara diferente, aunque las ocasiones caían del lado de los isleños. Asestó el primer revés el San Fernando en el minuto 18, cuando el portugués Pedro Carneiro abría el marcador con un derechazo imparable para Unai. Minutos después respondió Nuha Marong, aunque su gol fue invalidado por fuera de juego. Al borde del descanso, en el minuto 44 veía puerta otra vez Marong, esta vez, el gol del gambiano sí subiría al marcador y los de David Tenorio conseguían el empate con un tanto ‘psicológico’.

En la segunda parte, el Recreativo Granada consiguió el control del balón, aunque el primer susto llegó a tres minutos de comenzar, cuando los gaditanos reclamaron al unísono una supuesta mano dentro del área de Fran Serrano que el árbitro no vio. El gol de la remontada llegó a 15 del final, obra del joven Aranda tras un gran pase de Marong. Poco le iba a durar la alegría al filial rojiblanco, ya que cuatro minutos después, volvió a poner las tablas en el marcador el San Fernando con gol de Roger Marcé, que remató un centro al segundo palo. El destino quiso aliarse hoy con el Recreativo Granada y otorgó a Migue García la oportunidad de ser el héroe del partido, y no la desaprovechó, con un gol en el último minuto, desatando la euforia en todo el banquillo nazarí.

▷ Leer  Análisis Granada CF 19/20: Un equipo reconocible para propios e indescifrable para extraños

Consigue así el Recreativo una victoria clave que le deja a tan solo tres puntos de los puestos de salvación, que marca el Algeciras en ese ‘play-out’.