Algo dentro de todos hacía presagiar que iba a ser una noche de las que pintan bastos. Tantas copas en tan pocos días para un equipo que tiene menos fondo de armario que Bart Simpson invitaron a irse de cervezas a Híspalis cuando esta no es una buena plaza para tal desgustación. Debió de ser por eso que se notó la mala digestión con una derrota clara fraguada en una primera parte que seguro que ningún granadinista se pondrá salvo que sea amante del masoquismo.

Y eso que el guion del partido indicaba que podía ser un día de buenas noticias. Nada más comenzar, los granadinos hicieron una presión tan alta que fugazmente dio la sensación de que podrían mandar en el partido. Sin embargo, la primera ocasión marcaría el devenir del encuentro. Una doble del Sevilla para Fernando y Ocampos. A modo de aperitivo. Y como si fuese una tapa de las que no se venden por estas tierras, Gonalons regaló un balón en el minuto 7 que pudo acabar en gol, pareció mano, no acabó en nada, pero provocó suficiente miedo como para que los de Diego Martínez se diluyeran.

Como todos imaginaban a esas alturas, el Sevilla fue ganando terreno hasta que en el minuto 11 un centro tocado por la varita de Jesús Navas, fue cabeceado a la red por De Jong. Poco o nada se podía hacer a eso. Parecía una noche plácida para los sevillanos, hasta que Diego Carlos patrocinó la jugada más rara del partido. Golpeó claramente a Puertas en el minuto 14 a la salida de una falta y dentro del área haciendo un penalti que vieron en toda Sevilla, e incluso Hernández Hernández en primera instancia. Pero el árbitro, después de consultarlo con el VAR y con su conciencia, decidió no pitar la pena máxima por entender que la agresión se produjo antes de sacar la falta.

A eso de la media hora ya se sabía que el problema del Granada estaba en la banda izquierda y eso que corren tiempos favorables para dicha ideología. Sin embargo, Machís no tenía su día y Carlos Neva no daba abasto, así que la fiesta sevillista era total por ese flanco. Al menos hasta que Diego entendió que mejor contar con Puertas en defensa que en ataque, frenando algo el ímpetu hispalense.

▷ Leer  Diego Martínez: "Estoy muy orgulloso del equipo"

Pero de nuevo un error de Machís le costó el segundo al Granada. El venezolano intentó su enésimo regate sin éxito que acabó en una contra del Sevilla donde Nolito se sirvió cómodamente para hacer su gol. Si le preguntan, la Alhambra es su monumento favorito, pues los rojiblancos solo le traen buenos recuerdos. No pasaría más en la primera mitad, salvo que el Sevilla estaba tan a gusto en su 130 aniversario que seguro que alguno en la grada debió olvidar que el Betis sigue existiendo.

En la segunda parte, Diego leyó el partido dando entrada a Foulquier por Eteki para ayudar en el equilibrio defensivo y se notó porque logró sacar entonces su primer córner del partido fruto de la buena presión. Con el francés de carrilero, el Granada se sintió mucho mejor sobre el césped y empezaron a llegar los remates a puerta. Ese tipo de ocasiones que suman estadísticas y que hacen que uno se vaya con una sensación más amable.

Pero el partido estaba destinado a acabar con victoria sevillista y por más que los granadinistas mejoraron su juego, el encuentro no parecía el más propicio para jugar a gestas. Aunque por momentos pareció que se iba a repetir lo ocurrido en el Bernabéu, la suerte no quiso tampoco estar de cara para el Granada que por más que lo intentaba, no llegaba a ningún balón dividido.

La pura realidad es que la segunda parte fue más interesante por la ‘kiss-cam’ que por lo que pasó en el campo. El Sevilla bajó la presión y el Granada hizo cuanto pudo para mantener su honor. Como nota agradable cabe destacar el debut de Vallejo con la elástica nazarí y que el agua al menos era Lanjarón. Vendrán mejores días.

Ficha técnica:

Sevilla FC [2]: Vaclík; Jesús Navas, Diego Carlos, Sergi Gómez, Reguilón; Fernando, Óliver Torres, Franco Vázquez (Gudelj 45’); Ocampos (El Nesyri 84’), Nolito (Koundé 70’) y De Jong

Granada CF [0]: Rui Silva; Víctor Díaz, Domingos Duarte (Vallejo 84’), Martínez, Carlos Neva; Gonalons, Yan Eteki (Foulquier 45’), Yangel Herrera; Puertas, Machís (Vadillo 77’) y Soldado

Goles: 1-0 De Jong (minuto 11) y 2-0 Nolito (minuto 34)

Árbitro: Hernández Hernández (comité canario) amonestó con amarilla a Vázquez (minuto 13), Diego Carlos (minuto 14), Fernando (minuto 25), Puertas (minuto 30) y Sergi Gómez (82’).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo primera jornada del Campeonato Nacional de Liga en Primera División. Unos 700 granadinistas desplazados hasta Sevilla.