El centrocampista valenciano tuvo que retirarse con ayuda de los fisios y entre lágrimas al romperse frente al Mallorca

La suerte no le sonríe a Ángel Montoro. El mediocentro del Granada, que hoy reaparecía tras la lesión que lo mantuvo apartado de los terrenos de juego durante poco más de un mes, ha tenido que marcharse antes de tiempo con problemas físicos de nuevo.

La brújula nazarí cayó al suelo tras realizar una apertura a la banda de Víctor Díaz con gestos ostensibles de dolor. Pese a la labor las asistencias del equipo médico , Montoro dejó el campo entre lágrimas, apoyado en ambos galenos. Antes de eso, el valenciano había anotado el único gol hasta el momento del equipo rojiblanco.

Queda por ver el alcance de la lesión, pero todo parece indicar que se perderá, como mínimo la visita al Camp Nou, aunque muy probablemente no será el único.

▷ Leer  Habrá horarios unificados en las dos últimas jornadas de liga