Rui Silva se estira para mandar a córner un disparo de Williams. Foto: @AthleticClub

El conjunto de Diego Martínez sale vivo de San Mamés gracias a su espíritu de resistencia

Que el Granada no lo iba a pasar bien en la Catedral lo sabía todo el mundo. Todas las quinielas presagiaban una defensa de cinco con dos carrileros, sistema que estaba funcionando bastante bien al técnico vigués en los últimos partidos. Sin embargo, Diego optó por un 4-3-3.

El Granada empezó enjaulando a los leones en la primera parte, mostrándose concentrados. Así llegó la primera ocasión para los nazaríes tras un centro raso de Víctor Díaz que Soldado llegó a tocar, pero el balón se fue desviado a pocos metros del poste. Poco después, Herrera a la media vuelta puso en serios apuros la meta de Unai Simón, que respondió de manera notable al chut del venezolano.

Después de unos 20 minutos muy metidos, Williams comenzó a hacer de las suyas, aunque antes de todo, Mikel Vesga casi sorprende a Rui Silva con un zurdazo desde la frontal, al cual respondió el cancerbero luso con un gran paradón. No cesaba en su empeño de abrir el marcador el conjunto de Garitano. Tanto fue así que llegó el tanto bilbaíno en el minuto 42, cuando en un fuera de juego señalado a Víctor Díaz, el Athletic sacó rápido hacia Williams, que a simple vista pareció controlar con el brazo el balón antes de plantarse en el área nazarí para que su compañero Muniain rematara a placer poniendo el 1-0 en el luminoso. Hernández Hernández dio por válido el tanto al ser revisado por el VAR.

Antes de comenzar la segunda mitad, Diego Martínez introdujo a Vallejo en el terreno de juego por Antonio Puertas, volviendo así a la defensa de tres. La gente seguía con el bocadillo en la boca cuando el colegiado anuló un gol a Yeray al rematar una falta, que estaba en fuera de juego claro. Otra acción polémica en la que tuvo que intervenir el VAR fue en el minuto 61, cuando Capa hacía el 2-0. En principio, Hernández Hernández lo validó, pero fue Mateu Lahoz quien avisó al canario que Iñaki Williams dificultada la visibilidad de Rui Silva, por lo que señaló fuera de juego posicional. Por cierto, el mismo autor del gol, agredió poco después a Domingos Duarte, pero desde el VAR no estaban por la labor de revisarlo.

▷ Leer  La Junta apuesta por la presencia de público en Los Cármenes en Europa League

Además de dar una asistencia, Williams quería el premio del gol. Y casi lo consigue de no ser por el gran portero que defiende la meta rojiblanca. En el 70 Rui Silva, con una estirada increíble, mandó a que de esquina un disparo del delantero vasco. Se volvió a salvar el Granada. A pesar de todo, los rojiblancos consiguieron estirarse un poco. Gil Dias tomó el relevo de Machís y la mejor ocasión llegó a nueve del final cuando Unai Simón despejó a córner un zurdazo impresionante de Carlos Neva.

Finalmente, el Granada resistió a las embestidas finales de los leones, que no pudieron hacer más de un gol en la ida, sabiendo que han dejado escapar la oportunidad de cerrar la eliminatoria en San Mamés. Los Cármenes dictará sentencia el próximo 5 de marzo.

Ficha técnica

Athletic Club: Unai Simón, Capa, Íñigo Martínez, Yeray, Yuri, Unai Núñez, Dani García (Mikel San José, 84’), Vesga, Raúl García (Aduriz, 67’), Muniain y Wiliiams.

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte (Yan Eteki, 85’), Germán Sánchez, Carlos Neva, Yangel Herrera, Gonalons, Puertas (Vallejo, 45’), Machís (Gil Dias, 71’), Carlos Fernández y Soldado.

Árbitro: Hernández Hernández (Comité canario). Amonestó a los locales Dani García, Williams y Aduriz, así como a Víctor Díaz y Soldado por el Granada CF.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la ida de las semifinales de la Copa del Rey disputado en el Estadio de San Mamés ante 48.149 espectadores.