El ddelantero valenciano lamentó ante el micrófono de Movistar la actitud de Soto Grado a la hora de amonestar a ambos equipos

El Granada cayó por 1-0 en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. Una de las notas más negativas del encuentro fue la quinta amarilla que vio Roberto Soldado tras un roce con Koke en la primera parte.

El valenciano comentó ante los micros que «no nos han dejado competir», en alusión al criterio de Soto Grado, colegiado principal del encuentro a la hora de mostrar las tarjetas. «A ellos los avisaban y a nosotros eran tarjetas», afirmó tajante el delantero nazarí.

Finalmente, sentenció que su tarjeta ha sido «de risa». «No somos agresivos, somos intensos», terminó su alegato.

▷ Leer  Aún hay entradas disponibles para el Granada-Athletic